LatinUs

Ambientalistas acusan al ayuntamiento de Ciudad Juárez de verter aguas contaminadas en el río Bravo

efe-contaminacion-rio-bravo
Foto: EFE

EFE.- Ambientalistas acusan al ayuntamiento de Ciudad Juárez de contaminar el río Bravo, que comparten México y Estados Unidos, con al menos siete arroyos de aguas negras contaminados.

Daniel Delgadillo Díaz, vocero del Frente de Defensa de El Chamizal, dijo este martes a EFE que los arroyos bajan de una zona habitada de la sierra de Juárez, donde el drenaje es deficiente o inexistente.

Te puede interesar: Se forma la tormenta tropical “Dora” en el Pacífico; provocará lluvias en Colima, Guerrero, Jalisco y Michoacán

Los siete puntos de contaminación se ubican a lo largo de los primeros tres kilómetros del río Bravo.

Como parte de un acuerdo internacional, cada año Estados Unidos entrega agua de riego a México desde las presas del Elefante y del Caballo de Nuevo México a través de unos 500 kilómetros del río Grande.

El agua llega limpia a la frontera donde se unen Texas, Nuevo México y Chihuahua, pero en los primeros 3 kilómetros del río Bravo, donde toca territorio mexicano, queda contaminada con aguas negras de estos siete vertederos.

“Son siete puntos de descarga de aguas negras del drenaje de la Junta Municipal de Aguas y Saneamiento, es muy grave, se ve claramente cómo viene el agua color marrón de la presa de Estados Unidos y aquí se contamina con aguas negras”, explicó Delgadillo Díaz en un recorrido realizado con EFE.

El vocero de los ambientalistas ha documentado alcantarillas de donde brotan las aguas negras y se canalizan por arroyos que la ciudad acanaló para que corriera el agua de lluvias.

Esas fugas se juntan y se convierten en arroyos de aguas negras que se descargan al río Bravo.

“Está causando un daño al medio ambiente, hay mucha fauna, aves acuáticas, plantas como tule predominantemente, es un gran daño que se le ocasiona al ecosistema del sector”, advirtió.

Sigue leyendo: La depresión tropical Cinco-E causará trombas en Colima, Guerrero, Jalisco y Michoacán: Conagua

Buscan frentar contaminación en la frontera

El grupo de ambientalistas inició en mayo del 2022 un juicio de amparo contra la inacción de la Junta Municipal de Aguas y Saneamiento (JMAS), la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El amparo fue “por el descuido, la desatención y la negligencia“.

“La JMAS siempre ha dicho que no es cierto, que son descargas momentáneas por el rompimiento de alguna tubería o de alguna casa que descarga el agua pero nunca ha aceptado que son ellos los responsables”, señaló el ambientalista.

Entre las pruebas presentadas está un video de las descargas, muestras de laboratorio donde se determina que son aguas negras, así como un recuento de los daños ocasionados en los cultivos en el Valle de Juárez, lugar a donde llega el agua para riego.

Según los ambientalistas, la CILA ha argumentado que “como es mucha el agua limpia y poca la contaminada, se diluye“.

Recomendamos: Onda tropical causa inundaciones y daños a caminos en varias localidades de Chiapas

Mientras la JMAS ha prometido “una canalización hasta donde está la planta tratadora con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”, pero “no se ven los trabajos ni se ven reparaciones en las colonias (barrios)”, según el defensor.

Otra preocupación es la posible filtración de agua contaminada hacia el Bolsón del Hueco, manto acuífero que alimenta a Ciudad Juárez y a El Paso, Texas.

Hay cientos de familias a lo largo de los siete arroyos de aguas negras que se prolongan hasta medio kilómetro en la zona habitacional junto al río Bravo, donde lidian con malos olores e infecciones.

María del Carmen Ávila, de 62 años, camina con sus dos nietos por la calle Villa Coronado, que desde hace años está convertida en un arroyo de aguas negras.

“Ya llevo toda la vida viviendo aquí y nunca han hecho nada. Mire mis pies cómo los tengo de tanto caminar por el arroyo”, expresó la vecina.

Comparte esta nota