La cápsula Dragon de SpaceX entrega víveres en la Estación Espacial Internacional: NASA

La NASA confirma que la cápsula Dragon de SpaceX aterrizó en la Estación Espacial Internacional con cargamento científico
Foto: EFE

EFE.- La nave de carga Dragon, de la compañía SpaceX, se acopló este sábado con éxito a la Estación Espacial Internacional (EEI), a la que llevó víveres para los astronautas que allí trabajan y material científico, según informó la NASA a través de un comunicado.

La cápsula Dragon se acopló de manera autónoma al puerto frontal del módulo Harmony de la EEI a las 15:21 horas (GMT) de hoy, mientras los astronautas de la NASA Bob Hines y Jessica Watkins supervisaban las operaciones desde la estación.

Lee también: La NASA inicia un nuevo ensayo general de la misión Artemis I en Florida

El Dragon fue lanzado en la 25 misión de reabastecimiento comercial contratada por SpaceX para la NASA por un cohete Falcon 9 de SpaceX a las 00:44 horas de este viernes.

Cerca del 50% del cargamento entregado hoy está compuesto por equipos de tecnología puntera, entre los que destaca el Emit (Earth Surface Mineral Dust Source Investigation), un dispositivo del tamaño de una pequeña cocina clave para uno de los mayores proyectos a bordo de la EEI, la investigación del polvo terrestre.

El Emit tratará de descifrar cómo el polvo procedente de los paisajes áridos es transportado por las ráfagas de viento, con el objetivo de conocer la forma de interacción de esos minerales.

El análisis de los minerales de polvo, recogidos en varios lugares del planeta, se espera que contribuya a conocer más sobre el cambio climático.

El polvo mineral lanzado al aire puede viajar distancias significativas y afectar el clima y la vegetación de la Tierra, según la NASA.

Por ejemplo, el polvo que contiene minerales oscuros que absorben la luz solar puede calentar un área, mientras que el polvo mineral de color claro puede enfriarla. Fue entregado además material para estudiar el envejecimiento en los humanos.

La investigación, patrocinada por el Laboratorio Nacional de EU de la EEI, utiliza chips de tejido para estudiar cómo la “microgravedad” afecta la función inmune durante el vuelo y si las células se recuperan después.

Entérate: Telescopio James Webb capta a la nebulosa del Anillo del Sur, ubicada a 2 mil 500 años luz

Otro estudio, “Dinámica de microbiomas en el espacio”, patrocinado por la División de Ciencias Biológicas y Físicas de la NASA, examinará con el material entregado a la EEI cómo la “microgravedad” afecta las interacciones metabólicas en las comunidades de microbios del suelo.

Otra investigación para la que se ha entregado material es “Genes in Space-9”, también patrocinado por el Laboratorio Nacional, sobre la producción de proteínas sin células en “microgravedad”.

Esta tecnología podría proporcionar una herramienta simple y de bajo costo para el diagnóstico médico, la producción bajo demanda de medicamentos y vacunas.

En lo que va de año, SpaceX ha llevado a cabo veintinueve misiones espaciales, de las cuales diecisiete han sido para extender su red de internet de banda ancha en el espacio, llamada Starlink.

La misión CRS-25 es la vigésima misión de reabastecimiento que lleva a cabo SpaceX, que tiene un contrato con la agencia estadounidense NASA para llevar y traer astronautas y equipos a la EEI.

Comparte esta nota