Mortalidad materna en Estados Unidos aumentó durante 2020; afroamericanas y latinas, entre las más afectadas

Foto: AP

En Estados Unidos, los decesos relacionados con el embarazo subieron durante el primer año de la pandemia, continuando con una tendencia de varias décadas que afecta de forma desproporcionada a la población afroamericana, según un reporte del gobierno publicado el miércoles.

En total, en 2020 se registraron casi 24 muertes por cada 100 mil nacimientos, para un total de 861 fallecimientos durante la gestación, el parto o en el año posterior. En 2019, la tasa fue de 20 por cada 100 mil.

No te pierdas: “Es preocupante el alto número de periodistas asesinados en México y las continuas amenazas que enfrentan”, alerta Blinken

El reporte del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS, por sus siglas en inglés) también realizó la estadística de acuerdo con el origen de las mujeres.

Los fallecimientos relacionados con el embarazo, por cada 100 mil nacimientos, pasaron de 44 en 2019 a 55 en 2020 entre la población afroamericana, y de 13 a 18 entre la latina en ese mismo periodo. En el caso de los latinos, el repunte es de 38.4%. El dato de 2020 para la población blanca fue de 19 de cada 100 mil partos, lo que significa que no varió con respecto al año anterior.

Las razones para esta disparidad no se incluyen en los datos, pero los expertos han citado múltiples factores, incluyendo las diferencias en las tasas de enfermedades previas, la falta de acceso a una atención médica de calidad y el racismo estructural.

“Esta es una noticia increíblemente triste y especialmente aterradora para las mujeres afroamericanas”, afirmó la doctora Laura Riley, jefa de obstetricia y ginecología de Weill Cornell Medicine en Nueva York.

El coronavirus podría haber tenido un efecto indirecto. Mucha gente dejó la atención médica al inicio de la pandemia por miedo a contraer el virus, y las olas de contagios saturaron el sistema de atención médica, lo que podría haber repercutido en las muertes relacionadas con la gestación, afirmó Eugene Declercq, profesor e investigador de mortalidad materna en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston.

Según Declercq, la elevada tasa es una “noticia terrible” y destacó que Estados Unidos sigue teniendo una mortalidad materna superior a la de muchos otros países desarrollados.

Entérate: Trump elogia a Putin por enviar tropas a Ucrania; sugiere hacer lo mismo en la frontera de EU con México

La doctora Janelle Bolden, profesora asistente de obstetricia y ginecología en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, apuntó que las conclusiones del informe no son sorprendentes.

“La pandemia ha puesto de manifiesto las disparidades en el acceso a la atención, en la calidad de la asistencia sanitaria y en su prestación. Además, ha dejado al descubierto la falta de apoyo a la salud pública y a las agencias sociales de las que muchas personas dependen para sus necesidades básicas”, añadió Bolden.

En Estados Unidos, la tasa de mortalidad materna se ha más que triplicado en 35 años. Hace una década, se registraban 16 decesos por cada 100 mil partos. Se ha incrementado a la vez que las tasas de obesidad, de enfermedades cardíacas y de cesáreas, que incrementan los riesgos en el parto.

Con información de AP.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]