LatinUs

ONU confirma que bombardeo de la coalición saudí a prisión en Yemen dejó 91 muertos

onu-yemen-bombardeo-reuters
Foto: Reuters

EFE.- La ONU dijo hoy que la coalición militar que encabezada por Arabia Saudita en la guerra de Yemen perpetró tres bombardeos contra una prisión controlada por los rebeldes hutíes el pasado día 21, en los que murieron al menos 91 personas y otras 236 quedaron heridas.

Naciones Unidas instó a investigar por qué se atacó este lugar, establecer responsabilidades individuales y asegurarse de que un hecho así no vuelva a ocurrir. Arabia Saudita ha negado tener implicación en esa serie de bombardeos.

Te puede interesar: Hutíes reportan 91 muertos por bombardeo atribuido a militares saudíes en Yemen

La guerra en Yemen lleva más de cinco años y se ha recrudecido en los últimos meses.

El portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville, dijo hoy a la prensa que miembros de la oficina que su entidad tiene en Yemen viajaron en los últimos días a Sa’ada, donde estaba la prisión, y pudieron observar que “en el lugar no había nada que indicase que pudiera haber sido utilizado con fines militares”.

“Hemos pedido a la coalición (militar) que comparta información con nosotros”, declaró el portavoz. En el centro de detención había mil 300 prisioneros sin juicio y 700 migrantes, según la información recabada por la ONU.

La organización internacional también informó de que a lo largo de 2021 registró 600 ataques aéreos mensuales perpetrados en Yemen por la coalición liderada por Arabia Saudita, así como 340 ataques con misiles y drones efectuados por los rebeldes hutíes.

Te puede interesar: Rusia ve oportunidad para el diálogo con EU, pero reclama se consideren sus ideas para aligerar la crisis con Ucrania

Desde que empezó 2022, los enfrentamientos se han agravado, con más de mil 400 bombardeos aéreos de la coalición y 39 ataques transfronterizos de los hutíes contra Arabia Saudita y, en menor medida, contra Emiratos Árabes Unidos.

Por otra parte, la ONU reclamó nuevamente la liberación de dos miembros de su personal que trabajaban en Yemen (de la Oficina de Derechos Humanos y de la Unesco) y que llevan detenidos desde el pasado noviembre, sin que se hayan dado explicaciones del motivo de su arresto. Tampoco se les ha permitido comunicarse con sus familias

Comparte esta nota