Opositores a Daniel Ortega acusan que las elecciones en Nicaragua son una farsa

Nicaragua rechaza "abusiva publicación" del embajador de México en Managua
Foto: EFE

EFE.- El denominado Grupo de Reflexión Excarcelados Políticos (Grex), integrado en su mayoría por opositores que guardaron prisión en el marco de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018, tildó este jueves de “farsa” las elecciones generales del 7 de noviembre próximo, en las que el presidente del país, Daniel Ortega, busca una nueva reelección.

“El Grupo no apoya la farsa electoral, no participaremos en ningún acto que sugiera algún grado de legitimidad a este régimen que nos ha perseguido, ha violentado nuestros derechos, y que en 2019, un 16 de mayo, dio la orden de asesinar a nuestro mártir Eddy Montes Praslín”, indicó el Grex, en una declaración pública.

Te podría interesar: Arrestan e inhabilitan a Berenice Quezada, candidata a la vicepresidencia de Nicaragua

El Grex, cuya mayoría de integrantes participó en las protestas que estallaron contra el Gobierno de Ortega hace 40 meses, sostuvo, además, que no apoyarán “a ningún candidato de ningún partido en contienda, en las actuales condiciones electorales”.

“En este proceso viciado, en el que la dictadura tiene todos los dados cargados a su favor, nuevamente recurren a una serie de partidos satélites, siglas oportunistas y agentes de la dictadura, colaboracionistas que tratan de vender la idea de que en Nicaragua existe pluralismo político”, apuntó el Grex.

Otras organizaciones no gubernamentales y movimientos opositores han emitido anuncios similares.

En el marco del proceso electoral, las autoridades han establecido leyes restrictivas, eliminado a dos partidos políticos, y desatado una ola de arrestos que ha llevado a prisión a más de 30 líderes opositores y profesionales independientes, incluyendo a siete aspirantes a la Presidencia por la oposición.

También lee: Familias de opositores detenidos en Nicaragua pierden esperanza de liberación

En las elecciones generales Ortega busca su tercera reelección consecutiva, para un cuarto periodo de cinco años y segundo con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta.

Ortega, quien ya gobernó entre 1979 y 1990, se jugará 42 años de dominio casi absoluto de la política nicaragüense.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]