Incendios forestales de California avanzan mientras la ola de calor cubre el oeste de EU

El cambio climático empeorará los desastres naturales en la siguiente década; sus consecuencias son irreversibles, alerta la ONU
Foto: AP

AP.- Los bomberos lucharon este sábado por contener un incendio forestal expansivo en el norte de California, bajo temperaturas ardientes, al tiempo de que otra ola de calor golpea el oeste de los Estados Unidos, lo que provocó una advertencia de calor excesivo para las áreas del interior y del desierto de ese estado.

El viernes, el Parque Nacional Death Valley, en California, registró una temperatura de 54 grados Celsius y podría alcanzar el mismo nivel el sábado. Si esto sucede, sería la temperatura más alta registrada allí desde julio de 1913, cuando esa misma área desértica de Furnace Creek alcanzó los 57 grados, considerada la temperatura más alta medida en la Tierra.

Te puede interesar: Suman más de 500 muertos por la ola de calor en Canadá; aún hay más de 40 incendios activos

El Complejo Beckwourth sufrió una fusión de dos incendios, sin mostrar signos de desacelerar su avance hacia el noreste desde la región forestal de Sierra Nevada, después de duplicar su tamaño solo unos días antes.

Las áreas montañosas del norte de California ya han visto varios incendios grandes que han destruido más de una docena de hogares. Aunque no hay informes confirmados de daños en edificios, el incendio provocó órdenes de desalojo o advertencias para aproximadamente 2 mil 800 personas en California, junto con el cierre de casi 518 kilómetros cuadrados del Bosque Nacional Plumas.

El viernes se registraron vientos de hasta 32 kilómetros por hora, combinados con un calor feroz, mientras el fuego arrasaba pinos secos, abetos y chaparrales. El flanco noreste del incendio arrasó con la línea estatal de California-Nevada.

La Oficina del Sheriff del condado de Washoe pidió a las personas que salieras de algunas áreas en las comunidades rurales de Ranch Haven y Flanagan Flats, al norte de Reno.

Las órdenes de desalojo se levantaron el sábado, pero las autoridades instaron a los residentes a estar listos para irse si el incendio vuelve a ser una amenaza.

Lee más: Investigan 65 muertes vinculadas a ola de calor en Arizona; reportan apagones en Oregon

El aire caliente formó una nube humeante que alcanzó miles de metros de altura, indicó la oficial de información de incendios Lisa Cox.

Algunos incendios puntuales causados ​​por las brasas saltaron hasta 1.6 kilómetros, demasiado lejos para que los bomberos combatan de manera segura. Los vientos canalizaron el fuego hacia los cañones y los cañones llenos de combustible seco, donde “realmente puede ganar velocidad ”, dijo Cox.

Los bomberos generalmente aprovechan las noches más frescas y húmedas para avanzar en un incendio, detalló Cox, pero las condiciones diurnas persistieron. Más de mil 200 bomberos fueron ayudados por aviones, pero se esperaba que el incendio continuara debido al calor y la baja humedad que secó la vegetación.

El aire estaba tan seco que parte del agua arrojada por los aviones se evaporó antes de llegar al suelo, agregó la oficial de información de incendios.

“Esperamos más de lo mismo al día siguiente, al día siguiente y al día siguiente. No creemos que esto se vaya a detener pronto”, dijo Cox.

Recomendamos: Altas temperaturas baten nuevos récords en ciudades del norte de EU

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]