Cruz Azul peca de conformista y saca empate sin goles de Pachuca en un Estadio Hidalgo con sobrecupo

‘Chaquito’ hizo una gran jugada y no pudo definir. (Foto: Mexsport).
• Cruz Azul volvió a salir con muchas precauciones en el juego de Ida, y aunque Pachuca dominó, no fue decisivo; al final, ‘Chaquito’ casi se viste de héroe.

Cruz Azul aspiró a poco y consiguió un 0-0 en su vista a Pachuca en el juego de Ida de las Semifinales del Guard1anes 2021. El marcador es un tanto engañoso, pues aunque los azules cierran en casa la serie, un gol de visitante de los hidalguenses los pondría contra la pared.

Fue un primer tiempo poco brillante, con un conjunto celeste que abusó de los balones largos, principalmente en diagonal enviados por Pablo Aguilar, pero la mayoría de éstos fueron bien contenidos por los altos zagueros de los Tuzos.

El dominio fue del anfitrión, pero sin mucha claridad, salvo un buen disparo de fuera del área de Roberto de la Rosa que pasó apenas desviado, y una intervención de Chuy Corona en la que tuvo que lanzarse para evitar la caída de su arco, tras un tiro de Érick Sánchez.

De nueva cuenta el técnico de La Máquina, Juan Reynoso, se mostró bastante precavido en la Ida y con modificaciones en la alineación, pues inició con Yoshimar Yotún, Ignacio Rivero y Rafael Baca, con lo que de nueva cuenta Orbelín Pineda, quien no tuvo un buen desempeño en la serie frente al Toluca, arrancó en la banca.

En el complemento la tónica del encuentro no varió mucho, con un Pachuca que mantuvo la iniciativa pero sin claridad, mientras que Cruz Azul apostó todo al contragolpe y a no perder el orden defensivo, por lo que prácticamente no inquietó a Óscar Ustari.

El portero argentino solo se empleó a fondo en la agonía del juego cuando su defensa estuvo a punto de marcarle un autogol, pero reaccionó y evitó la anotación.

Al minuto 77’ se presentó la oportunidad más clara en el área de La Máquina, pues tras un cabezazo el balón le quedó al recién ingresado Mauro Quiroga, quien en el área chica no pudo reaccionar para concretar la anotación. El propio Quiroga tuvo un cabezazo que se fue apenas desviado.

En tiempo de compensación, Santiago Giménez hizo la jugada del partido al eludir rivales y abusó en los recortes cuando pudo rematar, pero un rechace le quedó a Orbelín, quien disparó y esta vez Ustari sí tuvo que trabajar por la amenaza de un rival.

Ya no hubo más y se firmó un 0-0 que no es una clara ventaja para ninguno, pues La Máquina no consiguió gol de visitante, mientras que Pachuca deberá ir al Azteca a anotar o quedará al margen de la Final.

Cabe destacar que el Estadio Hidalgo presentó un evidente sobrecupo, pues aunque el aforo permitido era del 40 por ciento, claramente había más de medio estadio y en muchas zonas no se respetó la sana distancia.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota