En Latinoamérica se triplicaron los niveles de inseguridad alimentaria severa en 2020, revela Acción contra el Hambre

En Latinoamérica se triplicaron los niveles de inseguridad alimentaria severa en 2020, revela ONG
Foto: Twitter / Acción Contra el Hambre Centroamérica

EFE.- Latinoamérica triplicó su inseguridad alimentaria severa en 2020 respecto al año anterior y afectó a 10 millones de personas, Así lo advirtió este martes la Acción contra el Hambre.

De acuerdo con el informe presentado por la Organización no Gubernamental, esta situación eleva las alertas sobre la falta de redes de protección social en la región para paliar el impacto de la pandemia de la Covid-19.

Lee también: Gobierno de Argentina sí dará segunda dosis a “vacunados VIP”, según La Nación

Acción contra el Hambre consideró que “sin redes de protección sólidas en forma de subsidios, la enfermedad supone una condena al hambre para quienes vivían al día en la economía informal, han perdido su empleo o encuentran alimentos cada vez más caros en los mercados”.

El informe detalla que Latinoamérica registró el año pasado el mayor aumento relativo de inseguridad alimentaria del mundo, un escenario que evidencia que la falta de redes de protección está “tendiendo puentes directos entre la Covid-19 y el hambre“.

Resalta que la pandemia creó 45 millones de “nuevos pobres” en la región, que concentra casi una tercera parte de contagios en el mundo, pese a tener menos del 10% de la población mundial.

Agrega que la Covid-19 llevó a 10 millones de personas a situación de inseguridad alimentaria severa, casi triplicando la cifra de 2019 cuando  eran 3.4 millones, según la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Entérate: Investigan la entrega de paquetes alimenticios del gobierno de El Salvador en México

Las dificultades alimentarias en Centroamérica

La encuesta, realizada por la ONG a 3 mil 700 familias de las comunidades rurales del Corredor Seco Centroamericano (de Nicaragua hasta Guatemala), reveló que al menos 3.9 millones de personas están teniendo dificultades para alimentarse.

“Sólo una de cada 10 familias encuestadas reportó contar con una seguridad alimentaria adecuada”, detalla el informe. 

Además, el estudio constató un aumento de los ingresos destinados a la compra de alimentos, llegando a representar el 80% del presupuesto familiar.

Los prejuicios socioeconómicos derivados de la pandemia se suman a la pérdida de cosechas provocada por los huracanes “Eta” e “Iota” que golpearon amplias zonas de Nicaragua, Guatemala y Honduras en noviembre pasado.

Te sugerimos: La desigualdad marca la vacunación contra la Covid-19 en Latinoamérica

Vídeo recomendado

Comparte esta nota