Neymar devuelve el futbol al primer plano en goleada del PSG al Istanbul

Neymar y Mbappé forjaron la goleada del PSG ante Istanbul en la Champions. Foto: EFE
Neymar y Mbappé forjaron la goleada del PSG ante Istanbul en la Champions. Foto: EFE
Con tres goles del brasileño y dos de Mbappé, el equipo francés fabricó la goleada 5-1 al Basaksehir y avanzó en primer lugar de su grupo en la Champions.

El PSG aseguró el primer lugar de su grupo en la Champions League, propulsado por un Neymar en estado de gracia, autor de un triplete en la goleada 5-1 contra el Istanbul Basaksehir, en un partido aplazado por una interrupción provocada por un inédito insulto racista.

La actuación del brasileño, secundada por Kylian Mbappé que puso fin a una serie de nueve partidos sin marcar, emergió de un duelo que acabó este miércoles, pero que había comenzado el martes y que pasará a los anales como el del insulto racista del cuarto árbitro a Pierre Webo, auxiliar técnico del Istanbul Basaksehir.

La palabra “negro” pronunciada por el árbitro asistente rumano en el minuto 13 del partido en dirección de Pierre Webo provocó la indignación del camerunés, miembro del cuerpo técnico del Istanbul, y arrastró a jugadores de ambos equipos que tras la indignación inicial pusieron rumbo a los vestuarios, con Neymar y Mbappé entre los más molestos.

El enfado no se calmó y la UEFA decidió aplazar el partido un día y cambiar al equipo arbitral.

En ese contexto se reinició el duelo, allí donde había quedado, con los jugadores y árbitros en torno al círculo central, rodilla en tierra, puño en alto contra el racismo, en un partido con vocación de punto y final de una era que banaliza determinados comportamientos.

El episodio no desapareció del todo, ni siquiera con la monumental actuación de Neymar, decidido a conducir al PSG a una goleada sobre el Istanbul. Terminan primeros de su grupo y acaba con las tribulaciones del PSG en la Champions, en la que ha nadado al borde del precipicio.

PSG RESURGE

Ni rastro queda de aquel PSG tembloroso que se salvó por muy poco, pero que llegó con todo a su favor al último duelo con Neymar en plenitud, a falta solo de vencer a un Istanbul que ya no aspiraba a nada y que acumula ya seis partidos sin conocer la victoria.

El PSG se impuso bajo la batuta de un Neymar, que inventó el primero de la goleada a los 21 minutos, tras un genial caño a Ponck y una volea no menos hermosa a la escuadra de Günok, arquero del Istanbul.

En el 38, un encadenamiento de errores del Istanbul permitió a Neymar marcar el segundo. Cinco minutos más tarde, tras un penalti señalado por el VAR tras anular un gol de Bakker por fuera de juego, hubiera sido el tercero del PSG si no es porque el brasileño se lo cedió a Mbappé.

Lo hizo para que Mbappé, que acaba de firmar su centésimo tanto con la camiseta del PSG, acabara con una racha mala en la Champions. Fue su vigésimo tanto en la máxima competición europea. Con 21 años y 11 meses es el más joven en lograr esa cifra, desbancando por 9 meses al argentino del Barcelona Lionel Messi.

GOLEADA

Tras el descanso, Neymar completó su triplete con una serie de regates y una pared con el recién entrado Ángel di María.

Redujo distancias Topal en un saque de córner y varios rechaces. La suerte del duelo estaba echada y Mbappé logró el quinto del PSG en una internada de Neymar y Di María. El gol sirvió para que el francés enterrara de forma definitiva su mala racha.

Ni esa noticia o su condición de jugador más joven en marcar 20 goles en Europa; tampoco el tercer triplete en la competición de Neymar; o la clasificación como primeros de grupo del PSG tras la goleada; nada hizo olvidar la auténtica historia de un partido que se ganó un lugar destacado en los libros de historia por la protesta del Istanbul.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]