Cesc Fábregas lidera remontada del Mónaco y sacude el reinado del PSG

Neymar reapareció con el PSG, pero no evitó la remontada del Mónaco, orquestada por Cesc Fábregas.
Neymar reapareció con el PSG, pero no evitó la remontada del Mónaco, orquestada por Cesc Fábregas. Foto: EFE.
El campeón francés ganaba con doblete de Mbappé, pero el volante español entró en el segundo tiempo y lideró la remontada del equipo del Principado, que ganó 3-2.

Después de ocho victorias seguidas, con 26 goles a favor y nada más uno en contra, el PSG sufrió un frenazo en la Liga y en Mónaco, con la remontada en la segunda mitad cuando el triunfo parecía suyo, con dos goles de Kevin Volland y con el liderazgo de Cesc Fábregas, autor del 3-2, que dejaron en nada el doblete del primer tiempo de Kyllian Mbappé.

Una derrota más que imprevisible tal y como venía el PSG, pero aún más tal y como había sido la primera parte del grupo dirigido por Thomas Tuchel y sobre todo el marcador, con un 0-2 a favor que parecía ya una sentencia para su adversario. Los dos tantos los marcó Mbappé, en el 25 y el 37, el segundo de ellos de penalti. Incluso, mediante el VAR, le anularon dos goles por fuera de juego.

CESC ARMA LA REMONTADA

Todo en el primer acto. El segundo fue muy diferente. Con la entrada de Cesc, aparte de la increíble fragilidad defensiva del PSG, el Mónaco reaccionó de manera contundente y logró la remontada de un 0-2 en contra gracias a Volland. Suyo fue el 1-2, al aprovechar un rechace. Y suyo fue el 2-2, a pase de Cesc.

Los dos goles, concentrados en un cuarto de hora, del 52 al 67, pusieron en evidencia al PSG y su defensa. Ya había reaparecido además Neymar sobre el terreno. Recuperado de una lesión muscular entró a la hora de partido.

Fue peor para el PSG. La culminación del desastre fue el penalti que provocó el 3-2, de Diallo sobre Volland. El delantero le robó la pelota, el defensa le derribó como última opción. Además, fue expulsado.

La pena máxima la ejecutó con determinación Cesc, imparable para Keylor Navas, para completar una hazaña indudable y la tercera victoria seguida del Mónaco, que sube al segundo puesto de la clasificación, a cuatro puntos nada más del PSG, aunque éste aún sostiene el liderato.

Mientras, el Rennes pierde ritmo con dos derrotas consecutivas. Este viernes le superó el Burdeos por 0-1. El gol lo marcó Hatem Ben Arfa, ineficaz en su paso por el Valladolid y reencontrado ahora con la portería contraria. Su jugada tuvo mérito, con un doble quiebro, tanto como su certero zurdazo para dar la victoria a su equipo.

El Burdeos ganó tras haber perdido las dos últimas jornadas para continuar en la zona media de la clasificación. 

Vídeo recomendado

Comparte esta nota