Neto le ‘mete el pie’ al Barcelona, que logra un pobre empate ante Alavés

El error de Neto, para el 1-0 del Alavés, condicionó al Barcelona, que apenas rescató el empate.
El error de Neto, para el 1-0 del Alavés, condicionó al Barcelona, que apenas rescató el empate. Foto: EFE.
Un infantil error del portero brasileño le dio el 1-0 al Alavés, y aunque el Barça reaccionó con fuerza, apenas rescató el empate con gol de Griezmann.

EFE

Antoine Griezmann enmendó el error del portero Neto Murara, quien regaló el gol del 1-0 al Alavés en el primer tiempo, mientras Fernando Pacheco salvó un punto para el equipo albiazul, que festejó como triunfo el empate 1-1 ante el Barcelona, incapaz de ganar contra diez jugadores, aunque sí que lo intentaron.

Luis Rioja adelantó al Alavés al aprovechar una falta de entendimiento entre Neto y Gerard Piqué, quien le regresó un balón recuperado, pero el portero brasileño se enredó y le dio paso libre al rival, quien entró caminando para hacer el 1-0.

En la segunda mitad los cambios mejoraron al Barcelona y Antoine Griezmann decretó el empate justo después de que el Alavés se quedara con diez jugadores por expulsión de Jota Peleteiro.

El Barcelona empujó y acorraló al Alavés, pero se encontraron con un colosal portero albiazul, quien fue el héroe del partido, a diferencia de Neto, quien pese al empate hace extrañar más a Ter Stegen.

DOMINIO SORDO

El duelo comenzó con un Barcelona dominador, pero sin profundidad, que se encontró con un Alavés bien armado sin Lucas Pérez y Joselu Mato, que aguardaron su oportunidad en el banquillo.

La primera ocasión de gol de la noche la tuvo Ansu Fati, quien hoy cumplió la mayoría de edad, en el minuto 13, pero cruzó demasiado el balón tras un extraordinario pase de Clément Lenglet.

El Alavés respondió con un contragolpe magistral, pero Édgar Méndez llegó muy justo en su carrera y no pudo colocar un disparo raso que rechazó Neto, quien terminaría siendo el villano del Barcelona.

Los albiazules mostraron sus intenciones al equipo de Ronald Koeman, que optó por jugar por el centro, con las bajadas del argentino Leo Messi y Antoine Griezmann.

ERRO DE NETO

El Alavés insistía en su energía defensiva y tuvo premio cuando una falta de entendimiento entre Gerard Piqué y el guardameta Neto permitió la recuperación de Luis Rioja, que marcó a placer el tanto que rompía el empate, con el que se estrenaba en Primera División como goleador.

Koeman no esperó más allá e introdujo tres cambios para meter más jugadores por dentro y más cerca de la portería de Fernando Pacheco, que volvió a dinamitar otra ocasión clara de Leo Messi en los compases iniciales del segundo asalto.

Los caños, desmarques y remates de Ansu Fati aderezaron el reseteo del técnico holandés, con el que el Barcelona acorraló al equipo local en su campo.

En el minuto 63 llegó el momento clave del partido. El árbitro expulsó a Jota Peleteiro por doble amarilla. En la jugada posterior Antoine Griezmann recogió un rechace y resolvió con maestría ante la salida de Fernando Pacheco. El portero del Alavés estuvo sensacional tras el empate -a diferencia de Neto- y evitó un segundo gol del Barcelona de forma consecutiva.

Desde este punto de inflexión, el Barcelona se volcó sobre los dominios alavesistas con Ansu Fati y Pedri González como estiletes.

Fueron muchos los minutos de monólogo del Barcelona, que incrustó al Alavés en su portería, pero se encontró con un extraordinario Fernando Pacheco, que volvió a salvar el empate para su equipo.

Comparte esta nota