LatinUs

Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa piden acelerar la investigación

Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa piden acelerar la investigación
Foto: EFE

Los padres de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa exigieron a las autoridades federales acelerar la investigación y ejecutar las detenciones de los presuntos responsables de la desaparición de sus hijos en septiembre de 2014.

“Queremos mandar un mensaje al Poder Judicial y la Fiscalía General de la República para acelerar la detención de Tomás Zerón de Lucio y otros funcionarios que tienen que ver con el tema de Ayotzinapa“, dijo Melitón Ortega, portavoz de los padres.

Una comisión de padres, acompañada de estudiantes de la normal de Ayotzinapa, llevó sus reclamos este domingo al antimonumento a los 43 en la avenida Paseo de la Reforma, a escasos dos meses de que se cumplan seis años de la desaparición de sus hijos.

También puedes leer: Las fosas proliferan en Jalisco por las desapariciones y el narcotráfico

Zerón, quien se presume que está en Canadá, fue jefe de la Policía de Investigación durante el caso de los 43 y actualmente está acusado de tortura durante la investigación, por lo que tiene una orden de captura y extradición.

Durante la manifestación, Ortega aseguró que los padres de Ayotzinapa ya no quieren “más simulaciones” por parte de las autoridades, sino avances reales.

La investigación actual

Los padres de los 43 normalistas han sido informados de las nuevas acusaciones en el caso y de la emisión de nuevas órdenes de detención, pero consideran que todo ello es insuficiente porque al momento no hay nuevas capturas, indicó Ortega.

El caso de Ayotzinapa dio un vuelco en diciembre de 2018, cuando una Comisión Especial para el caso fue establecida por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

También puedes leer: México registra un exceso de mortalidad del 55% en 20 estados

Esta comisión abrió la vía con la Fiscalía General de la República para crear una fiscalía especial, la cual reabrió el caso y finalmente modificó la narrativa marcada por el gobierno anterior.

Esta narrativa apuntaba a que los 43 estudiantes fueron detenidos la noche del 26 de septiembre de 2014 por policías del municipio de Iguala, Guerrero, que los entregaron a un grupo de narcotraficantes que los asesinó e incineró en el basurero de Cocula.

La verdad histórica

Ortega aseguró que la versión del caso que heredó el gobierno de Enrique Peña Nieto “fue derribada” por los informes de los expertos, que ya habían establecido la hipótesis de que no era probable que los estudiantes hayan sido incinerados en el basurero.

Para los padres, las nuevas investigaciones “implican enterrar más esa verdad histórica”.

El pasado 10 de julio, López Obrador de reunió con los padres en Palacio Nacional y se comprometió con ellos a trabajar para resolver el caso Ayotzinapa.

A principios de julio, la Fiscalía ordenó la detención de 46 funcionarios del estado de Guerrero en relación con la desaparición de los estudiantes, y capturó a José Ángel Casarrubias Salgado, alías “El Mochomo”, uno de los presuntos líderes del cártel Guerreros Unidos, involucrado en la desaparición.

El pasado 7 de julio, Omar Gómez Trejo, fiscal especial para el caso, informó que mediante pruebas de ADN a un fragmento óseo fue identificado el estudiante Christian Alfonso Rodríguez Telumbre en un nuevo peritaje realizado por la Universidad de Innsbruck.

Con información de EFE.

Comparte esta nota