Sao Paulo reabre comercios pese a avance de pandemia en Brasil

sao-paulo-brasil-coronavirus
Foto: EFE.

Sao Paulo, la ciudad más poblada de Latinoamérica, siguió con la reapertura de comercios de calle pese a que el estado registró un nuevo récord de muertes por Covid-19.

Los comercios de la capital paulista abrieron sus puertas por un periodo de cuatro horas, tras dos meses con las persianas abajo, mientras que los centros comerciales comenzarán a operar el jueves.

Puedes leer: Critican en Brasil nuevo método para registrar casos de Covid-19

La decisión la ordenó la Alcaldía de Sao Paulo, la ciudad más rica del país, en medio de la presión de empresarios y pese a que Brasil aún no llega al pico de la curva de contagios, lo que está previsto para julio.

El estado de Sao Paulo, el más poblado en la nación con 46 millones de los 210 millones de habitantes de Brasil, es también el más afectado por la pandemia, con 150 mil 138 casos y 9 mil 522 muertos, según el último balance del Ministerio de Salud.

El martes el estado registró un nuevo récord de muertes en un día, con 334 fallecimientos.

Pese al avance de la enfermedad, el alcalde Bruno Covas afirmó que la decisión de reactivar la economía está justificada por la reducción de la tasa de ocupación de camas en unidades de cuidados intensivos.

Indicó que el martes era del 74,1% en la capital regional tras haber estado próxima al colapso semanas atrás.

Medidas de higiene y largas filas en los comercios

Tras la reapertura, el trasiego fue intenso en la calle 25 de marzo, una de las zonas de comercio popular más importantes de Sao Paulo.

“Vine para comprar unos rollos de lana porque unas amigas y yo hacemos donaciones. Pero voy a comprar solo la lana y volver a casa porque estoy respetando la cuarentena”, explicó María Magdalena, de 64 años.

En algunas tiendas medían la temperatura de los clientes, a quienes ofrecían alcohol en gel y obligaban a usar cubrebocas para entrar a los establecimientos.

El aforo además fue limitado, lo que provocó filas a las puertas de los comercios, en las que no se respetaba el metro y medio de distancia recomendado por las autoridades sanitarias.

“Estamos tomando todas las normas de seguridad dentro de la tienda, intentando mantener un número de personas donde sea posible el distanciamiento dentro de la tienda. Lo controlamos con unas tarjetas que damos al entrar”, explicó Antonio Ferreira, gerente de la red Armarinhos Ferreira, que cuenta con 240 empleados y reabrió hoy después de cerrar el pasado 20 de marzo.

Armarinhos Ferreira todavía no ha hecho balance de las pérdidas, pero las tuvo e intentará recuperarse económicamente en los próximos meses.

“Ha sido difícil, pero gracias a Dios vamos retomar y buscar, en nuestro caso, recuperar nuestras pérdidas”, agregó.

Con información de EFE.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota