LatinUs

México admite riesgo por hacinamiento en estaciones migratorias ante pandemia

hacinamiento-migratorio
Foto: Reuters

Existen “riesgos de hacinamiento” en las estaciones migratorias del país, admitió el coordinador general de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), Andrés Alfonso Ramírez.

Además, el coordinador general de la Comar apoyó la idea de reubicar a migrantes durante la pandemia del COVID-19.

Te puede interesar: Familias de mexicanos muertos de COVID-19 en Nueva York buscan repatriar los cuerpos

“Está habiendo una política novedosa de desalojar a gente de estaciones migratorias por riesgo de hacinamiento“, explicó el titular del organismo encargado de gestionar las solicitudes de refugio en México.

Alfonso Ramírez aseguró que el Instituto Nacional de Migración (INM), que gestiona las estaciones migratorias, está “desalojando a personas solicitantes (de refugio)” durante la pandemia.

“Estoy de acuerdo y me da mucho gusto que cada vez más el INM tome medidas para desalojar a esta gente a la par que se crean nuevos albergues porque la situación es bastante delicada”, aseveró.

Caerá el número de refugiados

Siguiendo la tendencia de los últimos años, el número de solicitantes de refugio aumentó en México entre enero y marzo de este año un 34% respecto al mismo período de 2019. Pasó de 12 mil 841 a 17 mil 202, en su mayoría hondureños, haitianos y cubanos.

Lee aquí: México rebasa los 4 mil contagios por COVID-19, con 273 muertes

Sin embargo, a finales de marzo, con la aplicación de las primeras medidas de distanciamiento social por la pandemia, las solicitudes bajaron. La Comar prevé una “caída notable” para los próximos meses.

“El tema del coronavirus ha sido una sorpresa mundial y seguramente los números de solicitantes van a bajar”, explicó Ramírez al apuntar al cierre de la frontera con Guatemala y a que los refugiados también toman medidas de precaución para no exponerse al COVID-19.

“Los solicitantes de refugio tienen preocupaciones y tienen miedo. Están acostumbrados a situaciones delicadas en sus vidas y a cuidarse”, explicó el titular de la Comar. Sus oficinas siguen abiertas con personal reducido para atender a los refugiados, pero ha suspendido temporalmente los plazos para resolver trámites.

Comparte esta nota