Messi se marcha decepcionado tras su expulsión en la Supercopa. Foto:EFE
Los jugadores del Barcelona celebran el pase a la final de la Supercopa. Foto: Reuters