Drew Brees resultó con varias costillas rotas en el juego ante los 49ers.