Anémonas y agua, los motivos recurrentes en la nueva colección de Alexander McQueen