El Washington Football Team conservará sus colores tradicionales.