Josep Guardiola, técnico del Manchester City, en actitud de protesta