Klay Thompson se vuelve a perder una temporada con los Warriors tras caer lesionado del talón de Aquiles.