El FMI espera que la alta inflación sea temporal, pero ve riesgos de que persista