El ataúd de Maradona siempre estuvo cerrado, excepto en la funeraria, donde empleados tomaron fotografías al cuerpo.
Fotos ganadoras IPPAWARDS 2020