Los jugadores del Southampton celebran el triunfo sobre el Arsenal. Foto: Reuters