Brady y los Buccaneers podrán convivir con sus aficionados. Foto: Reuters