“No sólo no ha habido devaluación, sino que se ha apreciado el peso”, presume AMLO, pese a que factores externos son causas principales