LatinUs

México pedirá que Ecuador repare el daño por el asalto a la embajada; “iremos a todos los foros y creemos que podemos ganar el caso”, asegura Bárcena

Foto: Red social X SRE

La canciller Alicia Bárcena informó este domingo que México acudirá a partir de mañana ante la Corte Internacional de Justicia y la ONU, así como a toda clase de foros multilaterales, para denunciar el asalto a su embajada en Ecuador con la finalidad de conseguir la reparación del daño.

“Como lo hemos dicho en múltiples ocasiones: condenamos enérgicamente esta violenta irrupción de personal de seguridad del Estado ecuatoriano en nuestra embajada, y nosotros a partir de mañana estamos acudiendo a la Corte Internacional de Justicia, donde estamos presentando este triste caso”.

Sigue leyendo: Se consuma el rompimiento de las relaciones con Ecuador: personal diplomático partió rumbo a México en discreta salida desde el aeropuerto de Quito

“Y por supuesto iremos a todos los foros multilaterales, regionales, internacionales, que correspondan para que realmente esto se condene por toda la comunidad internacional”, informó la canciller al recibir al personal diplomático mexicano que viajó desde Ecuador rumbo a la Ciudad de México.

“Nuestra expectativa es que nos otorgue la razón la Corte Internacional de Justicia y se le conmine al Estado de Ecuador a reparar el daño” aseveró en conferencia de prensa.

Alicia Bárcena mencionó que al presentar el caso ante la corte internacional estima que Mexico lo puede ganar rápidamente, además expondrán la situación con Ecuador ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La canciller detalló que hay alrededor de mil 600 mexicanos y 30 empresas importantes en Ecuador, por lo que las autoridades no los dejarán solos y les ofrecerán apoyos ante la ruptura de relaciones entre ambos países. 

Para atender a los connacionales, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) abrió plataformas y teléfonos de emergencia a través de la Dirección General de Protección Consular.

Visita: La Unión Europea se suma a la condena por el asalto a la embajada de México en Ecuador; España hace un llamado a la concordia

Luego de un vuelo de cinco horas arribaron a México los 18 integrantes del personal diplomático que estaban en la embajada mexicana en Ecuador cuando ocurrió la irrupción de las fuerzas ecuatorianas el pasado viernes 5 de abril.

Acompañados por sus familias e inclusive mascotas, los representantes mexicanos fueron recibidos Alicia Bárcena en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y reconoció la labor y valiente actuación ante la agresión que enfrentaron en la embajada, reiteró la condena por la violación a la inmunidad de la sede en Quito y la agresión al personal mexicano.

“Esto es algo que nunca en la historia de México, y yo diría en la historia reciente de América Latina había ocurrido, ni en las peores épocas de las dictaduras, ni el propio dictador Pinochet se atrevió nunca a violar la embajada de México en Chile y en este caso es una situación sin precedentes y nosotros de acuerdo a la Convención de Viena nos sentimos ultrajados, porque fue violada la inmunidad de la embajada y del personal diplomático”, reclamó.

Agradeció el respaldo de más de 18 países latinoamericanos y dos europeos y aprovechó para agradecer a los actores políticos en México por condenar las acciones violatorias del gobierno de Ecuador.

“Queremos reconocer que todas las fuerzas políticas en México o la gran mayoría de las fuerzas políticas en México, independientemente del color, todas unieron su voz en defensa de nuestra patria y yo creo que por eso nos tenemos que sentir muy orgullosos”, destacó Bárcena.

Recomendamos: Luis Arce convoca a la representante de Ecuador en Bolivia para que informe sobre el asalto a la embajada mexicana, tras llamada con AMLO

La cancillería mexicana aseguró que mantenía un diálogo constante con las autoridades ecuatorianas sobre el proceso de asilo del expresidente Jorge Glas.

“Nosotros a Jorge Glas, en primer lugar le dimos calidad de huésped y ahí nosotros intercambiamos con el gobierno de Ecuador múltiples ocasiones mucha información, les pedimos que nos mandaran toda la información jurídica que tenían ellos y mandamos una delegación de alto nivel”, indicó.

La secretaria federal añadió que siempre hubo diálogo con el gobierno de Daniel Noboa para resolver de la mejor manera posible el caso del exvicepresidente.

“Tuvimos noticias que el tribunal federal de Brasil había eximido a Jorge Glas de las acusaciones de Odebrecht, así que esa acusación no estaba vigente, y en el caso de las demás nosotros vamos a hacerlo con toda transparencia, informar por qué México si consideró pertinente otorgar asilo político y además es un derecho que le corresponde al país que lo otorga”.

Por su parte, la embajadora de México en Ecuador, Raquel Serur, lamentó la irrupción violenta de la policía ecuatoriana en las instalaciones diplomáticas mexicanas, y consideró que se debe a la ignorancia de las leyes internacionales del presidente ecuatoriano Daniel Noboa.

“El atropello cometido a nuestra embajada, que el gobierno actual de Ecuador todavía no puede dimensionar lo que le hizo a su pueblo, que no merece el gobierno que tiene actualmente, es un gobierno que improvisa y desconoce el arte de la política y el buen gobierno, que desconoce la trascendencia del asilo y su importancia como institución de la vida diplomática de México y de América Latina”.

Añadió que el asilo político es un derecho exclusivo de la nación que lo otorga.

“No entienden que un estado pueda proteger y salvaguardar la vida de una persona sin juzgar, si esta persona es inocente o culpable, no conocen su propia historia, creen o creyeron, que el Estado mexicano actuaría como ellos lo harían, como hacen”, afirmó la embajadora Raquel Serur Smeke.

Roberto Canseco Martínez, jefe de la embajada de México en Ecuador, quien llevaba un collarín debido a una lesión cervical provocada cuando fue sometido, narró los momentos que vivieron dentro de la sede diplomática cuando la policía ecuatoriana ingresó de manera violenta por la detención del expresidente.

“Cuando nos dimos cuenta que estaban entrando a la embajada no pensé, en realidad actué simplemente a tratar de detener lo que estaba pasando dentro de la embajada, estaba conmigo Eva Martha, y lo que siguió era la continuidad del intento de que esto nunca pasara”, recordó el jefe diplomático mexicano.

Con información de Héctor Gordoa

Comparte esta nota