Chiefs y 49ers llegan a Las Vegas, donde se medirán en el Super Bowl LVIII

Patrick Mahomes
Patrick Mahomes, al descender del avión (Foto: AP).
Kansas City arribó primero al Aeropuerto Internacional Harry Reid; San Francisco aterrizó ya caída la noche.

Los contendientes a ganar el Super Bowl LVIII aterrizaron en Las Vegas. Los Chiefs de Kansas City y los 49ers de San Francisco ya están en la ciudad donde se enfrentarán el próximo domingo por el título de la NFL.

Primero llegaron los Chiefs al Aeropuerto Internacional Harry Reid, en Las Vegas, Nevada. Patrick Mahomes, quarterback de los Chiefs, fue el primero en bajar de la aeronave de United Airlines que trasladó a los vigentes Campeones y que al aterrizar mostró una bandera del equipo desde la cabina del piloto.

Travis Kelce, ala cerrada del equipo, y uno de los jugadores más seguidos por las cámaras de televisión y los fotógrafos, debido a su papel estelar en el equipo y a la relación que desde hace meses sostiene con la estrella del pop Taylor Swift, vestía un conjunto en color rojo y una gorra con motivos de los Chiefs.

Al momento de bajar del avión cada jugador de Kansas City recibió una gorra con la imagen del icónico letrero que da la bienvenida a la llamada ‘ciudad del pecado’ que se ubica en Las Vegas Boulevard, a un costado del Klondike Hotel & Casino, que dice ‘Welcome to Fabulous Las Vegas’ (Bienvenido a las fabulosas Vegas), con el escudo del Super Bowl LVIII como fondo.

ARRIBAN MÁS TARDE LOS 49ERS

Los gambusinos llegaron al anochecer al Aeropuerto Internacional Harry Reid, en Las Vegas, Nevada, a bordo de una aeronave que mostró una bandera del equipo a través de la ventaja del piloto.

Antes, decenas de aficionados despidieron este domingo en las calles de San Francisco, California, a los 49ers, Campeones de la Conferencia Nacional, que arribaron más tarde a la sede del Super Bowl LVIII el próximo 11 de febrero ante los Chiefs en el Allegiant Stadium.

A pesar de la torrencial lluvia que azotó a la zona de la bahía, aficionados con banderas, gorras y chamarras con los colores rojo y oro se reunieron desde temprano a los costados de las avenidas por las que pasaron los autobuses que llevaron al equipo al aeropuerto.

La valla de seguidores del equipo incluso ocupó los puentes en el camino a la terminal aérea desde donde lanzaron gritos de apoyo, en su mayoría hacia Brock Purdy, el joven quarterback de segundo año, que disputará su primer Super Bowl.

Fiel a su estilo, que bien podría confundirlo con un estudiante de preparatoria, Purdy apareció con chamarra de mezclilla y sudadera debajo con su tradicional mochila en la espalda.

Con información de EFE

Te puede interesar…

Conferencia Nacional mantiene hegemonía sobre la Americana y triunfa en un Pro Bowl de ‘tocho bandera’

Comparte esta nota