La alcaldesa de Manzanillo defenderá su permanencia en Morena tras acusar infiltración del narcotráfico en campaña de Sheinbaum

Griselda Martínez, alcaldesa de Manzanillo, Colima, defenderá su permanencia en Morena
Foto: Griselda Martínez / Redes

Por Héctor Gordoa

La Comisión de Honor y Justicia de Morena inició un proceso en contra de la alcaldesa de Manzanillo, Griselda Martínez Martínez, por haber acusado en una entrevista que la gobernadora de Colima, Indira Vizcaíno, había acercado a la campaña de Claudia Sheinbaum a personas vinculadas con la delincuencia organizada.

El pasado 18 de enero, Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, en compañía de Adán Augusto López, habría expulsado del partido a la presidenta municipal del puerto de Manzanillo de las filas del partido por estas declaraciones; sin embargo, Griselda Martínez aseguró que no pretendía dañar la campaña de Sheinbaum Pardo, sino que, por el contrario, buscaba que se protegiera.

Puedes leer: Mario Delgado tilda de “puro cascajo” a los candidatos plurinominales de la oposición

“Esa es una información de órganos de inteligencia que a mí me dieron, eso se tiene que investigar (…) y es lo que yo he venido diciendo, ¿por qué no investiga?, ¿por qué si hay nombres no investiga? Igual y resulta que es cierto e igual y resulta que no es cierto, pues a mí alguien me inventó un expediente, pero lo que no se puede hacer es negarlo todo, no atender nada y entonces culpar a la presidenta de una preocupación legítima”, comentó la alcaldesa.

En conferencia de prensa, Martínez señaló que envió una carta a Claudia Sheinbaum para prevenirla de estos intentos de infiltrar su campaña rumbo a la presidencia de la República, pero no sabe si le fue entregada por la dirigencia.

“A Griselda no solamente la persigue un sistema corrupto y corruptor que tiene y que sumió al país en la desgracia nacional, sino que ahora también hasta los propios compañeros por atreverse a decir una legítima preocupación”, dijo.

La presidente municipal de Manzanillo le recordó a Mario Delgado que Morena no es de los dirigentes, sino que es un movimiento ciudadano y por tal motivo defenderá su continuidad en el partido.

“Tenemos un derecho legítimo de defendernos y no podemos mandar el mensaje: ‘pues, ya dijo Mario que ya estoy fuera y la comisión me dice que ya retiraron mi candidatura de la Comisión de Elecciones, que ya les avisaron y yo me cruzo (de brazos)’; y no, nosotros luchamos para que esto cambie, entonces vamos a luchar no por el cargo, sino porque hay una injusticia en mi contra”, sentenció.

Revisa: Mario Delgado desmiente expulsión de Morena de la alcaldesa de Manzanillo tras acusar la infiltración del narcotráfico en la campaña de Sheinbaum

Se dijo en contra de la inclusión de opositores que ahora se dicen afines a la Cuarta Transformación en las listas a cargos de Morena.

“¿Buscamos cargos? Pues, no. Buscamos que cambie la cosa y ¿cómo vamos a cambiar las cosas en el país, si seguimos trayendo a los mismos que lo desgraciaron ahora al movimiento? Es un contrasentido, es ilógico”, añadió.

“Nosotros decimos ‘aguas, cuidemos el movimiento’, que no se nos infiltre gente, no traigamos gente que provocó la desgracia nacional, que por eso votaron por nosotros, porque votaron en contra de ellos. ¿Entonces eso está mal?, ¿entonces hay que sancionar a Griselda, hay que quemarla en la hoguera y hay que ponerle una persecución? Porque ahorita en este momento hay una persecución de paginitas que mueven los mismos compañeros de Morena impresionante”, comentó.

La alcaldesa afirmó que tras darse a conocer su expulsión de Morena fue buscada por otras dirigencias partidistas que le ofrecieron desde la candidatura al Senado hasta la dirigencia estatal de los partidos.

Puedes leer: Alcaldesa de Manzanillo acusa que fue expulsada de Morena por denunciar la presunta infiltración del narcotráfico en campaña de Sheinbaum

“Sí, claro, Movimiento Ciudadano, por ejemplo, Fuerza por México, por poner un ejemplo, que dicen ‘tú pones a todos los candidatos en Colima, tú misma te vas con nosotros al Senado’. No, pero nosotros no estamos buscando a ver quién nos da chamba, otros nos han buscado, nosotros no buscamos cargos”, relató.

Griselda Martínez, desde que asumió la alcaldía del puerto de Manzanillo, ha sido víctima de dos atentados en su contra, pero no tiene claridad de dónde provinieron, y consideró que puede ser por la limpia en la corporación de seguridad municipal e incluso por las denuncias de desvío de recursos públicos que promovió en contra de las administraciones municipales encabezadas por Virgilio Mendoza y por la actual senadora, Gabriela Benavides.

Cuando estaba en proceso la investigación en contra de estos exfuncionarios fue cuando ocurrió el primer ataque.

Entérate: Más de 60 militantes dejan el PRI en Colima tras la renuncia de la alcaldesa Margarita Moreno a la alianza opositora

“Yo llegué en octubre del 2018 a la administración municipal de Manzanillo y en 2019 lo que nosotros hicimos fue presentar las denuncias por los desvíos de recursos de esta función en la administración de Gabriela Genavides Cobos y por la apertura de esta cuenta en la administración de Virgilio Mendoza bueno, pues, tenía varias varios temas en el tintero cuando viene el atentado en mi contra, muy fuerte”, recordó.

La alcaldesa de Manzanillo comentó que espera resolver en corto tiempo este conflicto que por el momento la tiene fuera de sus aspiraciones a una candidatura al Senado por Morena.

“Lo que yo digo es que espero que la comisión que revise y revise lo más rápidamente posible y que en dado caso lo que les comentaba hace un momento, pues, que la Comisión de Elecciones se resuelva revertir sus medidas cautelares, no, eso es lo que yo espero que ocurra en estos próximos días, ojalá si esta misma semana y si no bueno, pues, entonces nosotros vamos a seguir los procedimientos de defensa de nuestros derechos políticos y de nuestros derechos constitucionales, es una obligación ejercer esa defensa”, afirmó.

Comparte esta nota