Cuauhtémoc Blanco desiste de buscar la Jefatura de la CDMX: “Son decisiones de arriba”

blanco-bravo-morelos
Foto: Cuartoscuro

Por Jaime Luis Brito / Corresponsal

Cuernavaca.- El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo cambió su postura en relación a las elecciones del próximo año, pues pasó del “no me achico” al “si hay que bajarse, pues hay que bajarse si son decisiones de arriba”, en relación con la búsqueda de la candidatura a la Jefatura del Gobierno de la Ciudad de México.

Sigue leyendo: Cuauhtémoc Blanco pedirá licencia para competir por la Jefatura de Gobierno de la CDMX: “No me voy a achicar”

Hace unos días declaró en tres distintas ocasiones que incluso podría pedir licencia en esta semana para inscribirse en la convocatoria interna de Morena.

Inclusive dijo que frente a la preferencia de Claudia Sheinbaum por Omar García Harfuch o del presidente Andrés Manuel López Obrador por Clara Brugada, él no se “achicaba”.

“Si no me achiqué con los alemanes o con los italianos, menos con los (otros) aspirantes”, afirmó.

Sin embargo, el sábado 16 de septiembre le bajó a su postura pues dijo que estaba reconsiderando pedir licencia, debido a que las cosas se habían complicado en el Congreso de Morelos, donde hay un bloque de 15 diputados, incluyendo algunos de Morena, que le son opositores.

Este miércoles, después de que ayer se reuniera con el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, Blanco Bravo finalmente admitió que “tiene otras opciones” distintas a la Ciudad de México, pues señaló que “cuando son decisiones de allá arriba, hay que subordinarse“.

“Si a mi me dicen que no, pues entiendo”, sostuvo en entrevista.

Con representantes de los medios de comunicación con quienes se tomó una foto y la subió a sus redes con una leyenda que parecía de despedida, con quienes además tuvo una comida esta misma semana, el gobernador consideró la posibilidad de ser senador, de dirigir la Comisión Nacional del Deporte (Conade) o alguna otra dependencia.

“Finalmente hay muchas posiciones, incluso fuera de la política”, aseguró.

Su semblante envalentonado de la semana pasada cambió por uno de seriedad. Negó que Mario Delgado sea un obstáculo frente a sus aspiraciones y sostuvo que él continuará siendo parte de Morena y que seguirá apoyando al movimiento.

“Estoy muy contento con la reunión que tuve con Mario ayer”, aseguró serio y que espera poder reunirse con Claudia Sheinbaum la próxima semana.

Recomendamos: Cuauhtémoc Blanco señala a Uriel Carmona de orquestar robo de documentos de la Fiscalía Anticorrupción en Morelos

Se le preguntó si se bajaba de la candidatura a pesar de que las encuestas lo favorecieran.

“Sí me favorecen, pero bueno, hay que subordinar el interés, lo más importante, hay que apoyar y ayudar al movimiento, si hay que bajarse, yo ya se los dije”, concluyó.

Comparte esta nota