LatinUs

Capturan en el Edomex a tres presuntos extorsionadores; uno es policía activo de Zinacantepec

Foto: Facebook, Secretaría de Seguridad del Estado de México

La Secretaría de Seguridad del Estado de México informó este viernes que elementos estatales y de la policía municipal de Almoloya de Juárez detuvieron a tres personas por estar probablemente implicados en el delito de extorsión.

A través de redes sociales, la dependencia indicó que la detención se dio tras una denuncia ciudadana, cuando los sujetos presuntamente tenían retenidos en contra de su voluntad a personas de origen colombiano, quienes señalaron que les exigían la cantidad de cinco mil pesos semanales e información de comerciantes que trabajaban en la zona.

Puedes leer: Tortillerías cierran por extorsiones del crimen organizado en Uruapan; el gobernador de Michoacán descarta riesgos

Asimismo, la Secretaría de Seguridad estatal señaló que uno de los detenidos puede ser policía municipal de Zinacantepec y que otro más formó parte de esta dependencia hasta febrero de este año.

Durante la detención de los tres sujetos también se aseguraron varios celulares y un automóvil de color gris.

El 27 de julio, la Fiscalía General del Estado de México incautó inmuebles, autos, dinero en efectivo, drogas, armas, una mina, entre otras cosas, a un grupo criminal con origen en Michoacán.

A través de un comunicado, la dependencia mexiquense informó que también logró la liberación de dos personas que estaban privadas de su libertad.

Entérate: Fiscalía del Edomex incauta los bienes de una célula delictiva dedicada al secuestro y extorsión de empresarios

La fiscalía dio a conocer que los integrantes de dicha célula se dedicaban a extorsionar a empresarios del área de construcción y autoridades municipales.

Explicó que el modo de operar de la célula delictiva era identificar obras en proceso de construcción, las cuales visitaban a través de integrantes del sindicato referido a fin de obtener información básica, como datos personales del empresario y su número telefónico.

Después se comunicaban con él y lo intimidaban diciéndole que eran miembros de un grupo delictivo con orígenes en Michoacán y que debían realizar sus actividades de compra y trasporte de materiales a través de ese presunto organismo.

Durante el operativo se liberó a un empresario que se dedicaba a la construcción y una mujer que se encontraba custodiada por varios sujetos, quienes huyeron del lugar.

Comparte esta nota