LatinUs

AMLO anuncia acuerdo para que tortillerías no usen maíz transgénico e imponer aranceles a la importación de grano blanco

Kilo de tortilla en CDMX y Guadalajara llega a los 20 pesos; Monterrey a 22, revela Profeco
Foto: Shutterstock

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este lunes que firmará un acuerdo esta semana para que en las tortillerías del país no se use maíz transgénico, y con el que se impondrán aranceles a las importaciones de maíz blanco.

Sigue leyendo: López Obrador culpa a sus adversarios por las protestas de productores de maíz y trigo en el país

“Un acuerdo que estoy por firmar en esta semana para que en las tortillerías sólo se use maíz blanco y no transgénico, y va a ir acompañado del establecimiento de aranceles para que no se importe maíz blanco y se compre a los productores nacionales“.

“Porque también se dice se importa el maíz blanco más barato, pero resulta que ese maíz blanco también es transgénico y tenemos las pruebas”, aseguró durante su conferencia matutina en Palacio Nacional.

El anuncio ocurre a pesar de que México recibió el 2 de junio una solicitud de la Oficina de la Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) para iniciar consultas al amparo del Capítulo 31 del T-MEC contra la prohibición de maíz transgénico.

Canadá se sumó el 9 de junio a las consultas al compartir “la preocupación de Estados Unidos de que las medidas de México no están respaldadas científicamente y pueden perturbar innecesariamente el comercio en el mercado norteamericano”.

López Obrador mantuvo la postura de su gobierno sobre las consultas solicitadas por ambos países y dijo que no se debe tener miedo a las controversias.

“Estamos poniendo orden y no hay que tenerle miedo a las controversias, porque sí queremos fortalecer nuestras relaciones económicas, comerciales. México es el principal socio económico comercial de Estados Unidos”, manifestó.

Recomendamos: Legisladores y productores de EU celebran solicitud de consultas a México en disputa por el maíz transgénico

Los roces crecieron desde el decreto que emitió el gobierno de México en febrero pasado, que impide usar maíz amarillo o transgénico para consumo humano, aunque fija un plazo de dos años para la llegada de este grano destinado a forraje.

La molestia creció en Estados Unidos porque México es el segundo destino de sus exportaciones.

El presidente aseguró que están trabajando con Washington, y han explicado cuál es la postura del gobierno mexicano y sus opciones, como realizar estudios conjuntos para definir el daño causado por el maíz amarillo o transgénico.

“Siguen insistiendo en que se pueda utilizar el maíz amarillo en consumo humano y no lo vamos a permitir, por eso es esta consulta y puede ser que nos lleve a un panel, pero es un asunto de salud pública”, afirmó.

Los impuestos a las importaciones de maíz blanco se sumarán a los aranceles de 50% a las exportaciones de este grano que el gobierno decretó en enero como una medida contra la inflación para incentivar que se quede en el país este grano, que se usa para la dieta básica y elaborar tortillas.

Con información de EFE

Comparte esta nota