LatinUs

La pausa con Perú que anunció AMLO es por la situación complicada que se vive por la destitución de Castillo: Ebrard

Foto: Cuartoscuro

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, señaló este miércoles que la “pausa” que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador con Perú, se refiere a la situación complicada que vive el país tras la destitución y arresto del presidente Pedro Castillo.

“Pausa quiere decir que hay una serie de acontecimientos que no sabemos qué resultados vayan a tener allá; México mantiene su embajada, estamos ahí dando todos sus servicios. Hoy se nos habló por parte de la Cancillería de Perú, pues atendemos las llamadas, pero ciertamente la situación política de allá es complicada, es a lo que se refiere el presidente”, señaló.

Lee también: AMLO afirma que la relación con Perú está “en pausa” y que Pedro Castillo sigue siendo presidente

En entrevista con medios de comunicación, el canciller indicó que también el gobierno de México ya le expresó a Perú la preocupación por el respeto de los derechos humanos del expresidente Pedro Castillo, y señaló que esta preocupación no sólo es de México, sino también de otros países como Argentina, Colombia y Bolivia.

“Estamos preocupados junto con otros países por los derechos humanos de Pedro Castillo, ya lo hemos hecho saber al gobierno de Perú; está Argentina, Colombia, Bolivia y muchos otros países en esa misma preocupación”, indicó Marcelo Ebrard.

Este martes, López Obrador, afirmó que la relación con Perú “está en pausa” hasta que se busque una salida democrática y que para su gobierno Pedro Castillo sigue siendo mandatario de ese país.

“Está en pausa (la relación), en espera de lo que suceda y ojalá se busque una salida democrática“, respondió el mandatario a las preguntas de los medios.  

Puedes leer: Pedro Castillo acusa a Boluarte de emprender una campaña en su contra con su “injusta y arbitraria” detención

“Sí (sigue siendo presidente), lo acabamos de decir en el documento. Hasta que allá lo resuelvan en términos de legalidad”, agregó.

“No hay normalidad política en Perú, no se trata de decir: va a haber relaciones. Está la gente en la calle, que también, dicho sea de paso, no se informa, los medios no informan”, señaló.

El presidente también rechazó las acusaciones de “injerencismo” del actual gobierno de Perú al señalar que el embajador Pablo Monroy está “en su trabajo democrático”.

“No es injerencismo, estar ahí conduciendo, nada, nuestro embajador está en su trabajo diplomático y es Relaciones Exteriores la que está a cargo de llevar a cabo este proceso”, declaró en su conferencia matutina.

Comparte esta nota