Teksid Hierro resuelve disputa laboral en su planta en Coahuila sin acudir al panel de disputas del T-MEC

Foto: Reuters

Reuters.- Los gobiernos de Estados Unidos y México resolvieron una disputa en virtud del acuerdo comercial T-MEC, que alegaba abusos a los derechos laborales en la planta de autopartes Teksid Hierro de México, propiedad de Stellantis, dijeron el martes funcionarios.

Según la resolución, Teksid, en el norteño estado mexicano Coahuila, acordó reconocer un sindicato independiente y volver a contratar a 36 trabajadores que fueron despedidos.

Puedes leer: La actividad industrial de México creció 0.1% mensual en junio y suma cuatro meses al alza

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) dijo en un comunicado que a los empleados de la planta se les negaron previamente sus derechos a elegir su sindicato y negociar colectivamente.

La instalación, que produce autopartes para vehículos pesados, emplea a unos mil 500 trabajadores.

El caso llegó a una resolución sin recurrir a un panel arbitral ni la imposición de sanciones comerciales, afirmaron las Secretarías de Trabajo y Economía de México en un comunicado.

Teksid dijo que “cooperó con diligencia” con funcionarios estadounidenses y mexicanos durante el proceso.

Entérate: Banorte niega reportes de filtración de su base de datos de clientes: “La información es inexacta y desactualizada”

El T-MEC tiene como objetivo reducir la gran brecha salarial entre los trabajadores estadounidenses y mexicanos, y aumentos recientes logrados por sindicatos independientes en General Motors y Panasonic tras denuncias vinculadas al acuerdo demuestran que están alcanzando algunos de sus objetivos.

Aún así, los salarios en otras plantas se han estancado en gran medida, incluso con la inflación disparada, y expertos dicen que los trabajadores automotores locales carecen del tipo de influencia masiva que los sindicatos estadounidenses han brindado durante mucho tiempo a los fabricantes de autos de Detroit.

Imelda Jiménez, una trabajadora de Teksid despedida que ahora es la secretaria de asuntos políticos de Los Mineros, dijo que el sindicato pronto exigirá aumentos de salarios, pero que estaba en guardia para ver cómo actuaría la planta sin el escrutinio de Estados Unidos bajo el T-MEC.

La planta podría haber tenido exportaciones gravadas si se descubriera que violaba el T-MEC, que tiene reglas laborales más estrictas que el acuerdo anterior, el TLCAN.

Comparte esta nota