Fernanda Contreras, primera mexicana en Wimbledon desde 1996: “¡Estoy en shock, finalmente podré vivirlo”

Contreras primera mexicana Wimbledon
Fernanda se mostró muy emocionada tras acceder al cuadro principal de Wimbledon. (Captura de video).
Desde Angélica Gavaldón en 1996, Contreras se convierte en la primera mexicana que juega en Wimbledon y será la cuarta de la historia.

Fernanda Contreras confirmó su estatus de revelación del tenis nacional al calificar al torneo de Wimbledon, en el que se convertirá en la primera mexicana que juega en el cuadro principal del prestigioso torneo desde 1996, un logro que, aceptó, la dejó en shock este jueves, tras lograr el boleto en la ronda previa. 

Contreras dio la sorpresa hace unas semanas en Roland Garros, donde se convirtió en la cuarta tenista mexicana en ganar un partido de uno de los cuatro Majors en la Era Abierta (1968 a la fecha).

Pero su camino aún es largo y pese a cambiar drásticamente de la arcilla a jugar por primera vez en césped, Fernanda Contreras respondió a la exigencia y será la cuarta mexicana que juega en Wimbledon, primera desde 1996, cuando Angélica Gavaldón jugó por quinta y última ocasión en el All England Club.

Las anteriores fueron Yolanda Ramirez, quien jugó seis ediciones consecutivas en Wimbledon, de 1957 a 1962. Llegó a cuartos de final en 1959 y 1962.

Elena Subirats jugó en 1968 y perdió en primera ronda. Luego llegó Angélica Gavaldón, quien debutó en Wimbledon en 1990, y jugó también en 1993, 1994, 1995 y 1996. Su mejor resultado fue la tercera ronda en 1995.

EN SHOCK

Fernanda Contreras Gómez reconoció tras su triunfo de este jueves sobre la húngara Timea Babos que estaba “en shock” por vivir el sueño de jugar en el mismo torneo que hizo su abuelo, Pancho Contreras.

“¡Estoy en shock! Todo es felicidad, fue un partido increíble. Timea (Babos) jugó asombroso, su servicio es fantástico, es una gran competidora, felicitaciones, ella jugó muy bien”, dijo Contreras en declaraciones al torneo de Wimbledon.

Fernanda Contreras recordó las historias que le contaba su abuelo, quien le habló de todo el ambiente excepcional que se vive durante el torneo.

“¡Fue asombroso! Recuerdo cuando era niña, nos contaba en Navidad sobre las fresas, la crema, el estadio de Wimbledon, recuerdo que el jugó las semifinales, nos decía que no había un sentimiento para describirlo, que tenías que estar ahí, y finalmente podré vivirlo, es emocionante”, explicó Fernanda muy emocionada.

Jugar su primer torneo en césped resultó un desafío, pero logró imponerse en las tres rondas previas.

“Claro, 100 por ciento, mi entrenador me dijo: ‘El pasto es diferente, ten cuidado‘. Llegué allí y no pudes deslizarte, lo completamente opuesto a la arcilla. El césped empezó a gustarme, me ayuda en mi estilo, en mi servicio, me gusta porque cuando te caes no te cortas, es como una pequeña almohada”, narró Contreras.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]