Denuncia contra sacerdote alemán por abuso sexual implica al papa emérito Benedicto XVI

Foto: Cuartoscuro

Reuters.- Una denuncia interpuesta contra un presunto sacerdote pederasta en Alemania pretende determinar si el papa emérito Benedicto XVI y otros miembros del clero fueron culpables en un caso histórico de abusos sexuales a menores, según el abogado del demandante.

La llamada acción declaratoria fue presentada en nombre de un hombre de 38 años del estado sureño de Baviera, Alemania, que dice haber sido abusado por un sacerdote cuando era niño, informó la emisora BR junto con el centro de investigación Correctiv y el semanario Die Zeit.

También lee: El papa Francisco pide al mundo no olvidar la invasión de Ucrania y la violencia en Birmania

Andreas Schulz, el abogado que presentó el caso ante el tribunal regional de Traunstein, confirmó la información a Reuters en un correo electrónico.

Un portavoz de la arquidiócesis de Múnich y Freising declinó hacer comentarios sobre un caso judicial en curso.

La demanda se dirige al sacerdote, identificado como Peter H., así como a Benedicto XVI, quien fue arzobispo de Múnich y Freising de 1977 a 1982, a su sucesor, el cardenal Friedrich Wetter, y a otro responsable de la Iglesia, según los documentos.

El caso podría sentar un precedente en la lucha de Alemania contra los abusos institucionales del clero si hace que un tribunal civil se pronuncie por primera vez sobre la presunta culpabilidad de los representantes de la Iglesia.

Te puede interesar: Rusia llama a la OTAN a calmar las tensiones con bloqueo parcial en Kaliningrado, ciudad colindante a Lituania y Polonia

La víctima, que quiere permanecer bajo anonimato, tenía entre 11 y 12 años cuando el sacerdote supuestamente le mostró pornografía y abusó sexualmente de él, según la información de los medios.

Un artículo publicado en enero sobre los abusos en la arquidiócesis entre 1945 y 2019 acusó a Benedicto XVI de no haber tomado medidas contra los clérigos en cuatro casos cuando era arzobispo de Múnich.

Benedicto reconoció posteriormente que se produjeron errores en la gestión de los casos mientras ocupaba ese cargo y pidió perdón, mientras sus abogados argumentaron que él no era directamente culpable.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]