La Corte Suprema de EU anula una ley de Nueva York que restringía la portación de armas

armas-nueva-york-corte-suprema-efe
Foto: EFE

La Corte Suprema de Estados Unidos anuló este jueves una ley del estado de Nueva York que ordena a a las personas que solicitan una licencia para portar un arma, y quieran usarla fuera de sus hogares, a justificar una “causa adecuada” para hacerlo. La ley, asegura la Corte, viola la Segunda Enmienda de la Constitución.

“El requisito de causa justificada de Nueva York es violatorio al impedir que los ciudadanos respetuosos de la ley con necesidades ordinarias de autodefensa ejerzan su derecho de la Segunda Enmienda“, dijo la Corte.

Te puede interesar: El director de Seguridad Pública de Texas señala que la policía de Uvalde pudo haber neutralizado al agresor en tres minutos

Los seis jueces conservadores de la Corte Suprema votaron para invalidar la ley, que existe desde 1911, en el caso que fue conocido como New York State Rifle & Pistol Association Inc. v. Bruen.

Los tres integrantes liberales de la Corte votaron a favor de mantener la ley. Criticaron que la decisión del tribunal “puede tener consecuencias letales”.

La resolución puede tener ahora implicaciones en otros siete estados: California, Delaware, Hawaii, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Rhode Island y el Distrito de Columbia, con leyes similares que restringen los permisos de portación oculta de armas de manera similar a Nueva York.

El fallo se produce sólo un mes después de que los tiroteos masivos en una tienda de Buffalo, Nueva York, y otro en una escuela primaria de Uvalde, Texas, alentaran un debate nacional sobre las leyes de control de armas en Estados Unidos.

El 24 de mayo, el joven de 18 años Salvador Ramos irrumpió en un colegio de primaria de Uvalde con un fusil comprado legalmente y mató a 19 niños y dos profesoras.

Te puede interesar: Audiencias por el asalto al Capitolio se pospondrán hasta julio debido al aumento de evidencia, informa el Comité que investiga los hechos

Días antes, el 14 de mayo, un hombre blanco perpetró un crimen racista cuando entró armado en un supermercado de un barrio de mayoría afroamericana en Buffalo y mató a diez personas.

Los demócratas abogan por prohibir la venta de rifles de asalto y revisar los antecedentes de los compradores de armas, mientras los republicanos se oponen y afirman que los tiroteos deben ser abordados como un tema de salud mental.

Un grupo de senadores de ambos partidos llegó a un acuerdo para aprobar una legislación con medidas de mínimas para controlar las armas, que incluyen la confiscación de armamento a personas que sean consideradas un peligro.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, consideró este jueves “indignante” e “imprudente” el fallo del Supremo.

Con información de EFE

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]