La fabricación de armas en EU aumentó 187% en las últimas dos décadas, revela estudio del Departamento de Justicia

armas-fuego-eu-shutterstock
"Arma fantasma" fabricada en Texas. Foto: Shutterstock

Entre 2000 y 2020 la fabricación de armas en Estados Unidos creció 187%, de acuerdo con un reporte de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), del Departamento de Justicia, presentado esta semana. En los últimos 20 años, los fabricantes estadounidenses han puesto en el mercado más de 139 millones de armas.

Pasaron de 3 millones 932 mil 734 armas fabricadas para consumo interno a 11 millones 302 mil 827. Desde 2011 no ha habido un año en el que se produzcan menos de 6 millones 731 mil 958 de armas.

Te puede interesar: El gobierno de Nueva York demanda a Amazon por discriminar a trabajadoras embarazadas y con discapacidad

En ese lapso, de acuerdo con las cifras de la Oficina del Censo, la población de Estados Unidos pasó de 281 millones 421 mil 906 de personas a 331 millones 449 mil 281, es decir, que la cantidad de armas de fuego fabricadas por cada 100 mil personas cambió de mil 397 a 3 mil 410.

Entre 2016 y 2020, las empresas Smith and Wesson, Sturm Ruger y Sig Sauer fabricaron y comercializaron en conjunto el 42% de todas las armas en el país, indica el reporte.

De acuerdo con los hallazgos, también se ha modificado el tipo de arma que los estadounidenses prefieren comprar. Entre 2000 y 2009, el tipo de arma de fuego dominante fabricada fue el rifle, algo que cambió en 2010, cuando las pistolas se convirtieron en el tipo de arma de fuego más fabricada.

“El dominio de las pistolas continuó de 2010 a 2014, hasta que fue superado ligeramente por rifles en 2015, pero retomó su papel dominante desde 2016 y hasta 2020″, indica el estudio.

Entre 2000 y 2020, el volumen anual de fabricación de silenciadores aumentó un 3699%, aunque la mayor parte de este crecimiento tiene lugar después de 2010. Además, la fabricación anual de armas de fuego misceláneas aumentó un 4.281% en ese mismo periodo.

Te puede interesar: Soldados de EU han tenido avistamientos de ovnis al menos 400 veces desde el 2004: Pentágono

Las partes de armas de fuego misceláneas son predominantemente piezas que se fabrican y venden antes de ensamblarse para formar un arma de fuego completa. “El crecimiento refleja la creciente tendencia de los particulares a fabricar sus propias armas de fuego personalizadas a partir de piezas serializadas”, indica el reporte.

“Mientras las armas de fuego fabricadas con estos productos y kits proliferaron, los organismos encargados de hacer cumplir la ley en todo el país encuentran cada vez más armas de fuego no serializadas hechas de piezas y kits en investigaciones criminales. Estas armas no serializadas son conocidas como ‘armas fantasma‘ porque no se pueden rastrear por la ATF cuando se utiliza para cometer un delito”, indica el documento.

“Solo podemos abordar el presente aumento de la violencia si tenemos la mejor información disponible y usamos las herramientas y la investigación más eficaces para potenciar nuestros esfuerzos”, dijo la fiscal general adjunta del Departamento de Justicia, Lisa Monaco, al presentar el reporte.

Te puede interesar: Corte de Nueva York llevará a juicio la demanda de cuatro migrantes mexicanos contra Donald Trump por agresión

“Este informe es un paso importante en esa dirección. El Departamento seguirá recopilando la información necesaria para ajustar nuestro enfoque a los factores más significativos de la violencia con armas de fuego y sacar a los tiradores de las calles”, aseguró.

El reporte fue elaborado como parte de una estrategia de la administración Biden para combatir el aumento de los delitos violentos, luego de que el presidente ordenara en abril de 2021 analizar el flujo de nuevas armas de fuego en el mercado a lo largo del tiempo que puede ayudar a documentar las tendencias y los patrones en el comercio.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]