Biden viaja a Buffalo para acompañar a los familiares de las víctimas de un ataque supremacista en un supermercado

joe-biden-buffalo-efe
Foto: EFE

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la primera dama, Jill, viajarán este martes a la localidad neoyorquina de Buffalo para acompañar en su luto a las familias que perdieron a diez de sus seres queridos, casi todos afroamericanos, en una masacre racista.

La pareja presidencial tiene previsto reunirse con las familias de las víctimas, así como con líderes de la comunidad y miembros de las fueras de seguridad y de emergencias, informó a la prensa un alto funcionario de la Casa Blanca.

Te puede interesar: La teoría del reemplazo: autoridades de EU alertan por la ideología racista que motiva matanzas

También visitarán el supermercado “Tops”, donde el sábado un joven blanco de 18 años mató a diez personas e hirió a otras tres.

Además, Biden dará un discurso en el que tiene previsto referirse al tiroteo como un acto de “terrorismo” motivado por una ideología “perversa y llena de odio” que está desgarrando al país, detalló el citado funcionario.

El gobernante pedirá desde Buffalo a los estadounidenses que no sucumban al odio y que rechacen las ideas racistas que dividen a la nación.

Asimismo, urgirá al Congreso a aprobar leyes para endurecer el control a las armas, específicamente para restringir las armas de asalto y para que aquellos con antecedentes penales o enfermedades mentales serias no puedan acceder a pistolas que puedan suponer un peligro para ellos u otros.

Cuando Joe Biden habla sobre su decisión de presentarse en la elección contra el presidente Donald Trump en 2020, siempre empieza por Charlottesville. Dice que fueron los hombres con antorchas que coreaban consignas racistas quienes lo impulsaron a librar lo que llama la “batalla por el alma de Estados Unidos”.

Te puede interesar: El odio contra los taiwaneses provocó el tiroteo en una iglesia de California, informa la policía

En su primer discurso al asumir el cargo, Biden fue el primer presidente que habló de la supremacía blanca, a la que llamó “terrorismo interno que debemos enfrentar”. Pero esas creencias siguen siendo una amenaza arraigada en momentos que la presidencia debe ocuparse de las crisis de la pandemia, la inflación y la guerra en Ucrania.

El tiroteo del sábado en Buffalo, perpetrado por un joven blanco de 18 años identificado como Payton S. Gendron, está siendo investigado como un ataque racista y terrorista, después de que se encontrara un manifiesto en el que al parecer aseguraba que quería matar a -“todos los negros” y, por eso, había decidido perpetrar la masacre en una zona habitada mayoritariamente por ciudadanos de la comunidad afroamericana.

De las 13 víctimas, once eran afroamericanas.

Gendron, que al parecer había llegado a la ciudad un día antes, iba armado y estaba equipado con un chaleco antibalas y un casco protector en el que llevada adosado una cámara por la que retransmitió en vivo su crimen.

Con información de EFE y AP

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]