Gobierno de AMLO obtuvo 130 mil mdp de fideicomisos extintos; la mayor parte del dinero se entregó al Tren Maya y a programas sociales

Gobierno de AMLO obtuvo 130 mil mdp de fideicomisos extintos; la mayor parte del dinero se entregó al Tren Maya y a programas sociales
Foto: Cuartoscuro

Por Tania Rosas

En 2020 y 2021, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador obtuvo 130 mil 180 millones de pesos por la extinción de fondos y fideicomisos, dinero que se utilizó para financiar parte de sus programas sociales y obras como el Tren Maya.

De acuerdo con información proporcionada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) vía transparencia, del dinero obtenido por la extinción de los fideicomisos en 2020 se le asignaron 26 mil 342 millones de pesos al Tren Maya, mientras que a la compra de vacunas y atención por Covid-19 el gobierno federal destinó 12 mil 431 millones de pesos.

También lee: “Vamos a enfrentar a estos grupos de intereses creados, a sus voceros y achichincles, pero el Tren Maya va”, dice AMLO sobre amparos contra su megaobra

En 2020, cuando se aprobó la desaparición de 109 fondos como el Fidecine y el Fondo para la protección de personas defensoras de Derechos Humanos y periodistas, fueron devueltos 64 mil 543.3 millones de pesos a las arcas de la Tesorería de la Federación.

Según lo entregado por Hacienda a Latinus en una solicitud de información, del total de los recursos devueltos ese año, 40.8% se destinó al Tren Maya. En contraste, sólo 9% del dinero se utilizó para la compra de vacunas contra Covid-19.

También en 2020 se entregaron 25 mil 34 millones de pesos al programa de Apoyo Financiero a Microempresas Familiares. Este programa prioritario de López Obrador conocido como “Créditos a la palabra” está a cargo de la Secretaría de Economía.

El resto se distribuyó para el Tren Ligero de Guadalajara (852 millones de pesos), obligaciones de pago del fideicomiso “e-México” (2 mil 491 millones de pesos), obligaciones de pago del fideicomiso Escuelas de Excelencia-Bebederos (213 millones de pesos), al programa de Vivienda Social (216 millones de pesos), al programa de Mejoramiento Urbano (mil 861 millones de pesos) y al Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (mil 495 millones de pesos).

En 2021, la Tesorería de la Federación recibió 65 mil 637 millones de pesos que provenían de los fondos y fideicomisos que desaparecieron. La mayor parte de los montos, 22 mil 729 millones de pesos, se redistribuyeron en el “fortalecimiento de proyectos de infraestructura para beneficio de la población”, aunque Hacienda no especificó los proyectos.

Te puede interesar: AMLO anuncia la compra de 210 vagones a la empresa Bombardier para el Tren Maya

A la atención de desastres naturales se enviaron 10 mil 577 millones de pesos,  a la atención por Covid-19 se destinaron 6 mil 395 millones de pesos y para los programas sociales se invirtieron 5 mil 443 millones de pesos.

Al programa Mejoramiento Urbano se enviaron 4 mil 835 millones y para el “pago de compromisos derivados de la extinción de fideicomisos” se gastaron mil 605 millones de pesos. Hasta el 31 de diciembre del 2021 faltaban por reasignarse 14 mil 51 millones de pesos.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda, aún hay fondos y fideicomisos que están en proceso de extinción como el Fideicomiso para Apoyar la Construcción del Centro Nacional de las Artes, el de la Conservación de la Casa del Risco y Pinoteca Isidro Fabela, el de cobertura para Gastos por Demandas en el Extranjero y el Fondo de Apoyo a Municipios, además de otros fondos del Conacyt en entidades federativas.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]