Redim y otras organizaciones exigen esclarecer la muerte de un menor en el DIF de Nuevo León

Redim y otras organizaciones exigen justicia a dos meses de la muerte de un menor en DIF de Nuevo León
Foto: Twitter Derechos Infancia

La Red por los Derechos de las Infancias en México (Redim), en colaboración con otras ONG, tanto nacionales como internacionales, exigieron al gobierno de Nuevo León el esclarecimiento del caso de Ángel Manuel Moreno, un menor de 14 años que murió el pasado 9 de febrero en las instalaciones del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) del estado.

A dos meses de la muerte de Ángel Manuel Moreno, de quien se desconoce con precisión la causa de su muerte, organizaciones civiles nacionales y estadounidenses manifestaron su inconformidad en el caso y señalaron que existen otras denuncias de maltrato en las instalaciones del DIF de Nuevo León.

Te puede interesar: Accidente con arma de fuego en secundaria de CDMX es un reflejo “de la grave crisis de derechos humanos” en México, dice Redim

Redim informó que se reunieron 13 mil 455 firmas para demandar justicia para el menor a través de la plataforma Change.org. Indicaron que representantes de las organizaciones defensoras de los derechos humanos, la niñez y la migración acudieron a los consulados de México en Atlanta, Houston, Miami y Chicago, así como al DIF nacional y en la representación del gobierno de Nuevo León en la Ciudad de México.

De acuerdo con las organizaciones, la forma en la que actuaron las autoridades tras el fallecimiento del menor de 14 años presentó irregularidades pues nunca se aclaró la causa de su deceso y su cuerpo fue cremado de forma inmediata.

Por lo anterior, las ONG que promueven y defienden los derechos humanos y de la niñez se presentaron ante la representación del estado de Nuevo León en la Ciudad de México y en Monterrey se reunieron con la Fiscalía General del Estado, la Comisión de Derechos Humanos y las autoridades del DIF. En la entidad donde murió el menor solicitaron una reunión con el gobernador, Samuel García, para agilizar las investigaciones.

Ángel Manuel Moreno, un niño que sufría una discapacidad, vivía bajo la protección del Estado desde los cuatro años y recibía apoyo especial para su condición en el DIF. Según lo reportado por la Redim, el menor murió tras haber recibido golpes por parte de un funcionario estatal llamado Raymundo y por mal manejo en sedación.

Dos semanas más tarde, la versión oficial señaló que “falleció tras presentar diversos malestares estomacales” luego de un “choque séptico de abdomen agudo”, dijo la Oficina de Comunicación de Nuevo León en su cuenta de Twitter. De acuerdo con Redim, la cuenta fue creada en la red social a sólo días de que la prensa informara sobre la muerte de Ángel y la inmediata cremación de su cuerpo.

Lee aquí: El cuerpo del bebé Tadeo estuvo una noche dentro del penal antes de ser hallado en basurero, asegura fiscal de Puebla

“Por tales motivos, las organizaciones firmantes se unen a la preocupación manifestada por la Organizaciones de las Naciones Unidas (ONU), tras examinar la situación de México, quien recomendó llevar a cabo ‘una investigación exhaustiva de todas las muertes de niños y adultos con discapacidad en todas las instituciones desde las anteriores observaciones finales del Comité (2014) en estrecha consulta con las personas con discapacidad'”, dijo la red de derechos de la infancia.

Además de Redim, las organizaciones que firmaron para esclarecer y buscar justicia en el caso son: American Friends Service Committe (AFSC)-Florida, Seeds of Resistance (Semillas de Resistencia), Colectivo Mujeres Trasnacionales, Alabama Latino Aids Coalition, Ciudadanos en Apoyo a los derechos humanos, A.C. CADHAC, Ciudadanía Lagunera por los Derechos Humanos, A.C, Tribuna de Vigilancia Ciudadana A.C., Hogar Justo Hogar, Vientos Culturales A.C., entre otras.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]