Diputados arrancan dictaminación de la reforma eléctrica; prevén que esté lista el 6 de abril

Foto: Cuartoscuro

Por Tania Rosas

La Cámara de Diputados arrancó con la dictaminación de la reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, dictamen que se prevé esté listo el 6 de abril, cuatro días antes de la consulta de revocación de mandato. 

La construcción del dictamen en comisiones de la Cámara de Diputados se da luego de 27 foros públicos. En total, 73 asistentes al parlamento abierto mostraron su apoyo a la reforma eléctrica, de los cuales 52 (71%) eran funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), del gobierno federal, incluso hubo un senador de Morena.

Te puede interesar: “Es falso que con la reforma eléctrica vaya a disminuir la inversión en el país”, asegura Shienbaum

En un análisis de la bancada de Movimiento Ciudadano, se enfatiza que seis especialistas de la sociedad civil y 15 académicos se pronunciaron en favor de la iniciativa propuesta por López Obrador, el resto eran funcionarios públicos, la mayoría allegada al director de la CFE, Manuel Bartlett. En contraste, añade, 62 especialistas manifestaron su rechazo a la propuesta.

Este lunes se declararon en reunión permanente las comisiones de Puntos Constitucionales y Energía de la Cámara de Diputados para comenzar con la elaboración del dictamen de la reforma eléctrica. 

El documento se elaborará en plena veda por la revocación de mandato, así que los diputados no podrán usar el tema de la reforma para promover acciones de gobierno, ya que el artículo 33 de la Ley Federal de Revocación de Mandato sólo permite a los poderes públicos difundir las campañas de información relativas a los servicios educativos, de salud y protección civil.

El objetivo de las comisiones en San Lázaro es que el 11 de abril, un día después de la revocación de mandato, se discuta y vote el dictamen en comisiones y esa misma semana pase al Pleno.

Todos los diputados tienen el llamado libro blanco de los foros de parlamento abierto, para que analicen las posiciones de los funcionarios, empresarios y especialistas en materia energética que participaron.

También lee: El PAN prepara contrapropuesta de reforma eléctrica; la de AMLO “es nociva”, dice Marko Cortés


El documento de 2 mil 876 páginas incluye un mensaje de los coordinadores parlamentarios y el único líder de bancada que no fija una posición a favor o en contra de la reforma es el del PRI, Rubén Moreira.

El coordinador de Morena, Ignacio Mier, afirma que con la reforma energética que presentó el presidente Enrique Peña Nieto, la nación perdió el control de un sector estratégico para el desarrollo.

“Esa reforma fracasó. A México no llegaron más inversiones, ni se crearon nuevos empleos, ni bajaron los precios de los combustibles. Sólo se benefició a un grupo de empresas e inició el proceso de desmantelamiento de Pemex y de la CFE. Se puso en riesgo nuestra soberanía energética y la transición hacia las energías limpias”, asegura.

El coordinador del PAN, Jorge Romero, expuso que su bancada defenderá la libre competencia en el sector de generación de electricidad, la reducción de tarifas eléctricas, el cuidado al medio ambiente, la atracción de inversiones con generación de empleos bien remunerados y el cumplimiento de tratados internacionales. 

“Los foros se convirtieron en una discusión monotemática bajo dos visiones: la de funcionarios del gobierno federal que defendieron la propuesta presidencial con sesgos ideológicos, y la de expertos, técnicos y académicos”, añadió.

Entérate: “Sean buenos mexicanos, en el debate final de la reforma eléctrica no tienen cabida las amenazas”, pide Ignacio Mier a la oposición

Carlos Puente, coordinador del PVEM, ha acompañado la propuesta de reforma y en el libro blanco de los foros afirma que con la posición de los especialistas se puede decidir “si el control de la industria eléctrica debe quedar en manos del Estado o de los particulares, así como la fórmula más viable, eficiente, limpia y sustentable para producirla es del interés de todos los mexicanos”.

Alberto Anaya, líder del PT, considera que la iniciativa de López Obrador desmantelará el mercado negro, disminuirá los apagones en el servicio eléctrico y, a la vez, permitirá la regulación necesaria para la participación del capital privado sin atentar contra la rectoría del Estado. 

“La reforma eléctrica propuesta por el Ejecutivo Federal pone en riesgo nuestro futuro: amenaza el medio ambiente, la generación de energías limpias y la salud de las y los mexicanos. De aprobarse, afectará también a las comunidades que se han beneficiado por las energías limpias en varias regiones del país. Al apostar al pasado, el gobierno federal sacrifica el futuro”, enfatiza el coordinador de MC, Jorge Álvarez Máynez. 

El coordinador del PRD, Luis Espinoza Cházaro, afirmó que la postura de su grupo parlamentario es clara: “el estado a través de instituciones y organismos autónomos debe mantener la participación de todos los involucrados en los procesos del sector eléctrico, estos organismos deben ser reforzados, fortalecidos y en ningún momento se debe replantear su existencia”. 

Sin acuerdos entre bancadas arrancó la dictaminación de la reforma que necesita de las dos terceras partes de los diputados presentes para ser aprobada, pues se trata de una reforma constitucional. 

Te puede interesar: La reforma eléctrica de AMLO identificaría a México como uno de los países con dictaduras, asegura el PAN

En la Cámara de Diputados se requieren 334 votos, pero Morena y sus aliados tienen 277 votos, les faltan 67 para aprobarla.

En el PRI están divididos, pero legisladores como el exsecretario de Economía, Ildefonso Guajardo, están en desacuerdo con la iniciativa presidencial. El PRI representa 71 votos en San Lázaro.

Comparte esta nota