Decreto que permite a funcionarios promover la revocación de mandato está mal hecho, afirma Ciro Murayama

Foto: Twitter de Ciro Murayama

El consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Ciro Murayama, explicó este martes que el decreto aprobado en el Senado, y por el cual servidores públicos pueden promocionar la revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, está mal hecho.

De acuerdo con el consejero, los legisladores de Morena modificaron el inciso incorrecto, pues utilizaron una versión previa de la ley electoral, que estaba vigente en 2014, y no la actual.

También lee: Es absolutamente falso que el INE no promocione la revocación de mandato, dice Lorenzo Córdova

“El decreto de interpretación legislativa está tan mal hecho que modificó una versión previa de la ley electoral (2014), no la vigente”, escribió Ciro Murayama en su cuenta de Twitter.

Agregó que en lugar de reformar el inciso que hace referencia a la propaganda de la consulta ciudadana, se afectó una disposición para evitar la violencia política de género.

“En vez de reformar lo referido a propaganda (art. 449, numeral 1, inciso b) afectaron una disposición para evitar violencia política de género”, agregó el consejero.

Sin aprobar ninguna de las reservas que presentó la oposición, el Senado de la República aprobó el 17 de marzo el dictamen que permitirá a funcionarios públicos hacer propaganda de la consulta de revocación de mandato.

Con 67 votos a favor y 34 en contra, el Pleno aprobó el criterio de interpretación de la Ley de Revocación de Mandato que pasó al Ejecutivo Federal, pese a que los partidos de oposición advirtieron que viola la Constitución

Te puede interesar:  Senado aprueba en lo general el dictamen que permitiría a funcionarios promover la consulta de revocación de mandato

Respecto a posibles impugnaciones del decreto para que funcionarios promocionen la consulta ciudadana, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo el pasado viernes que acatará la resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Comparte esta nota