Mueren 38 personas por fuertes lluvias y deslaves en Brasil; autoridades prevén que la cifra aumente

Reportan 38 muertos en Brasil por deslaves y fuertes lluvias en la ciudad de Petrópolis
Foto: AP

AP.- La cifra de víctimas mortales luego de los devastadores deslaves e inundaciones que barrieron una región montañosa del estado de Río de Janeiro en Brasil subió a 38 personas, dijeron las autoridades locales en un comunicado de este miércoles.

Tras el diluvio que azotó la ciudad de Petrópolis el martes, el alcalde Rubens Bomtempo dijo que el número de fallecidos podría aumentar a medida que los rescatistas avanzan entre los escombros.

Sigue leyendo: Lluvias torrenciales dejan 3 muertos y al menos 10 heridos en Brasil

Rosilene Virgilio, de 49 años, lloraba el miércoles al recordar las súplicas de auxilio de una mujer a la que no pudo salvar.

“Ayer había una mujer gritando ‘¡Ayuda! ¡Sáquenme de aquí!’ Pero no pudimos hacer nada, el agua salía a presión, el lodo salía a presión”, contó a The Associated Press. “Por desgracia, nuestra ciudad está acabada”.

El gobernador Claudio Castro dijo que estaba reuniendo toda la maquinaria pesada del gobierno estatal para ayudar en las excavaciones. Informó a los periodistas que los soldados ya estaban trabajando en la región afectada, donde hubo más de 900 muertes por las fuertes lluvias en enero de 2011.

“Estamos en Petrópolis articulando toda la ayuda necesaria en este momento”, escribió Castro en su cuenta de Twitter, añadiendo en un comunicado en video que sólo abandonaría la ciudad cuando se organice la respuesta al desastre.

El Departamento de Bomberos estatal dijo el martes en la noche que más de 180 bomberos trabajaban en la región afectada, donde las lluvias torrenciales habían ocasionado ya cientos de muertos en 2011. En la zona cayeron 25.8 centímetros (algo más de 10 pulgadas) de lluvia en tres horas el martes, casi tanto como en los 30 últimos días juntos, agregó.

Imágenes publicadas en redes sociales mostraban autos y viviendas arrastrados por los deslaves y una fuerte corriente de agua en Petrópolis y en distritos próximos. La cadena de televisión Globo mostró casas enterradas bajo el lodo en áreas a las que los bomberos aún no habían podido acceder.

Varias calles permanecían inaccesibles el miércoles debido a la acumulación de autos y enseres domésticos, bloqueando el acceso a las partes más altas de la ciudad.

Lee también: Desalojan a 5 mil 800 personas por fuertes lluvias en Brasil; 50 ciudades están en situación de emergencia

“Los vecinos bajaron corriendo y yo les di cobijo”, dijo a AP Emerson Torre, de 39 años y propietario de un bar. Pero con el torrente de agua, el techo se vino abajo. Logró sacar a su madre y a otras tres personas del bar a tiempo, aunque un vecino y su hija no pudieron huir.

El presidente Jair Bolsonaro, quien se encuentra en una gira de trabajo por Rusia, señaló en Twitter que giró instrucciones a sus ministros para brindar ayuda inmediata a los afectados. “Que Dios brinde consuelo a los familiares de las víctimas”, tuiteó.

Desde Moscú, donde se reunirá este día con el presidente ruso, Vladimir Putin, Bolsonaro dijo que había hablado con el ministro de Desarrollo Regional, Rogerio Marinho, y el de Economía, Paulo Guedes, para asegurar la ayuda a la ciudad.

Desde diciembre, fuertes lluvias han provocado inundaciones y deslizamientos de tierra mortales en el noreste de Brasil y en el estado de Sao Paulo, amenazando con retrasar las cosechas en el medio oeste y han obligado a suspender brevemente las operaciones mineras en el estado de Minas Gerais.

Con información de Reuters

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]