Culpan a empresa de energía de provocar el incendio “Dixie”, el segundo mayor en la historia de California

dixie-incendio-california-shutterstock
Foto: Shutterstock

AP.- Las líneas eléctricas de Pacific Gas & Electric (PG&E) provocaron el pasado verano el incendio “Dixie”, que arrasó cinco condados del norte de California y calcinó más de mil 300 viviendas y otros edificios, dijeron el martes los bomberos del estado.

El incendio comenzó cuando un árbol golpeó líneas de distribución eléctrica al oeste de una presa en Sierra Nevada el 13 de julio, según investigadores del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire).

Te puede interesar: Confianza del consumidor termina el 2021 a la baja; disminuye 1.5 puntos mensual en diciembre

Cal Fire remitió su informe a la fiscalía del condado de Butte, que decidirá si presenta cargos penales contra la empresa.

El hallazgo no fue una sorpresa. PG&E había indicado ya que sus equipos podrían estar implicados en el incendio de Dixie, que quemó cerca de 3 mil 900 kilómetros cuadrados (casi un millón de acres) en los condados de Butte, Plumas, Lassen, Shasta y Tehama.

Fue el segundo mayor incendio en la historia del estado.

“Este árbol era uno de los más de 8 millones de árboles que están a una distancia de impacto del tendido eléctrico de PG&E“, afirmó la compañía en un comunicado. “Con independencia del hallazgo de hoy, continuaremos nuestro tenaz esfuerzo para impedir la combustión de nuestros equipos y para garantizar que todos y todo esté siempre a salvo”, dijo.

Te puede interesar: Temporada invernal, variante Ómicron y exceso de confianza, las causas de infecciones entre vacunados

La empresa dijo que está comprometida a enterrar 16 mil 100 kilómetros de tendido eléctrico y a tomar otras medidas para ayudar a prevenir incendios. Entre ellas, ha cortado el suministro a miles — y en una ocasión, a millones — de clientes durante periodos de calor, sequía y fuertes vientos que puedan derribar árboles o arrojar ramas contra los cables.

Una histórica sequía y las recientes olas de calor ligadas al cambio climático han hecho que los incendios forestales sean más feroces y difíciles de combatir en el oeste de Estados Unidos.

Los equipos de PG&E fueron los culpables de varios grandes y letales incendios forestales en California en los últimos años.

Te puede interesar: Insostenible, aplicar dosis de refuerzo contra la Covid cada pocos meses, dice asesor científico de Reino Unido

Comparte esta nota