Aumentan desalojos en Estados Unidos, alertan expertos

desalojos-eu-shutterstock
Foto: Shutterstock

Activistas y expertos alertaron sobre el aumento de desalojos a lo largo de todo Estados Unidos en la medida que los tribunales han comenzado a reducir el retraso con el que se procesaban los casos, además de que los apoyos federales para el alquiler -que caducó en agosto-y otras ayudas similares, como la ampliación de los pagos de créditos fiscales por hijo, están por terminar.

De acuerdo con datos recientes del Eviction Lab en la Universidad de Princeton, los desalojos han estado aumentando en la mayoría de las 31 ciudades y seis estados en los que recolecta datos. Los desalojos en septiembre aumentaron 10.4% respecto a agosto. Los números en octubre estuvieron 38% sobre los de agosto y 25% sobre septiembre. Las solicitudes cayeron 7% de octubre a noviembre y ahora están 48% por debajo de los niveles prepandemia.

Te puede interesar: Aumentan las solicitudes de ayuda por desempleo en EU en la última semana, pero se mantienen en bajos históricos

Entre los lugares donde los desalojos están regresando a lo normal están Connecticut, además de Houston, Indianapolis, Cincinnati y Columbus, Ohio, de acuerdo con el Eviction Lab. Florida también ha registrado un aumento significativo, con las solicitudes regresando a los niveles prepandemia.

Los activistas del derecho a la vivienda también denunciaron que los desalojos aumentan en muchas partes de Estados Unidos aunque los números siguen por debajo de los niveles prepandemia, debido a la infusión de asistencia federal para el alquiler y otra ayuda similar, como la ampliación de los pagos de créditos fiscales por hijo, que también va a caducar.

Hubo una breve pausa en los desalojos después que caducó la moratoria federal en agosto. Parte del incremento se debe a que los tribunales están reduciendo el retraso de casos de desalojos. Pero activistas dicen además que el aumento muestra los límites de la asistencia federal en lugares en los que la distribución sigue lenta y las protecciones a los inquilinos son débiles. El incremento en los precios de las viviendas en algunos mercados también es un factor.

“Hubo una serie de comentarios iniciales cuando la moratoria acabó y el tono era que … no hubo un tsunami así que no hay una crisis de desalojos”, dijo Ben Martin, investigador en Texas Housers, un grupo sin fines de lucro centrado en problemas de vivienda.

“Esa narrativa inicial fue engañosa. Lo que vemos es un reflejo de la realidad, que es que los desalojos toman tiempo para ser procesados en las cortes”, dijo.

Te puede interesar: Tribunal de EU bloquea en 10 estados la orden de Biden que obliga a trabajadores de la salud a vacunarse

Una de las inquietudes es que algunos caseros que recibieron asistencia federal están desalojando a inquilinos. Un sondeo de casi 120 abogados en todo el país del National Housing Law Project concluyó que 86% habían visto caso así. Vieron además un aumento de las instancias en las que los caseros mienten en las cortes para desalojar a inquilinos y dejarlos fuera ilegalmente.

“En muchos estados, las leyes son anticuadas y están diseñadas para favorecer a los caseros”, dijo Shamus Roller, director ejecutivo del National Housing Law Project. “En lugar de juzgar los casos, las cortes funcionan como cintas transportadoras, moviendo a inquilinos hacia el desalojo”, dijo,

De cara a la Navidad, hay muchos indicios de que los casos de desalojos seguirán aumentando. De acuerdo con el sondeo de vivienda del Buró del Censo, los que dicen que no están confiados en pagar el próximo mes de alquiler aumentaron de 5 millones al final de septiembre a 6.3 millones en los últimos datos.

Los caseros, especialmente los pequeños que tienen solamente un puñado de apartamentos, también han pasado trabajos. Ellos piensan que la moratoria fue ilegal y que los dejó con meses de renta atrasada que pudieran no recuperar nunca. Otros se vieron forzados a despedir a personal de mantenimiento o vender unidades mientras esperaban una asistencia federal que se demoró en llegar.

Te puede interesar: Biden firma decretos para redoblar lucha contra el narcotráfico; sanciona a grupos criminales de México

Algunas localidades se han rezagado en la distribución de su parte de los 46 mil 500 millones de dólares en asistencia federal al alquiler. De acuerdo con un reporte de la National Low Income Housing Coalition, 28% de los beneficiarios gastarían menos de 30% de su primer paquete de fondos y se arriesgan a perderlos.

Entre ellos está Nebraska, que se había gastado solamente 6% de los fondos hasta el final de septiembre y apenas 7% al final de octubre. Algunos caseros se niegan a participar en el programa, dijo Caitlin Cedfeldt, abogado con Legal Aid de Nebraska, mientras que otros se han cansado de esperar y están comenzando a desalojar. Los inquilinos, algunos de los cuales recibieron ayuda inicial, pero siguen sufriendo dificultades financieras, están siendo notificados de que no pueden solicitar ayuda adicional.

Missouri solamente se gastó 18% de la ayuda hasta el final de septiembre, pero ha mejorado desde entonces. “Tenemos mucho más que hacer”, dijo la representante demócrata Cori Bush, de San Luis, citando datos que durante la pandemia “han cobrado vidas”.

Gene Sperling, que está a cargo de supervisar la implementación del paquete de ayuda de 1.9 mil millones de dólares por la Covid del presidente Joe Biden, dijo que era inevitable algún incremento de los desalojos una vez acabase la moratoria. “Pero afortunadamente como el programa de Asistencia de Emergencia al Alquiler está pagando ahora el alquiler retrasado de unos 500 mil inquilinos cada mes, el tsunami de desalojos que temían los expertos no ha ocurrido”, dijo.

Te puede interesar: EU ofrece 5 mdd de recompensa por información que permita capturar a los hijos de “El Chapo” Guzmán

En el lado opuesto están las ciudades y estados que se están quedando sin la asistencia. El Departamento del Tesoro espera que hasta 30 mil millones de dólares — dos terceras partes del dinero — habrán sido usados o asignados para el final del año. De acuerdo con la ley, el Departamento del Tesoro deberá reasignar los fondos de los sitios que no los están gastando en personas necesitadas.

Texas ha dejado de aceptar nuevas solicitudes porque ha asignado todos sus fondos, aunque continúa procesando solicitudes recibidas antes del plazo. Oregon ha dejado de aceptar por ahora nuevas solicitudes.

El estado de Nueva York se ha gastado o comprometido casi todos sus fondos, al igual que la ciudad de Filadelfia. California pronto agotará sus fondos, mientras que Atlanta ha cerrado su programa a nuevos solicitantes. Austin, Texas, también dejó de aceptar solicitudes.

Te puede interesar: Fed anticipa elevar las tasas de interés tres veces en 2022; reduce las medidas de estímulo económico

“Es especialmente preocupante que varios de esos programas están siendo cerrados ahora debido a que los fondos han sido gastados o asignados”, dijo Peter Hepburn, investigador para el Eviction Lab.

“Si el financiamiento es retirado, los caseros tendrán menos incentivo para trabajar con los inquilinos”, dijo Hepburn.

Con información de AP

Comparte esta nota