Diputados del PAN piden menos béisbol y Tren Maya y más medicinas; le tienen envidia a AMLO, responde Morena

Diputados del PAN piden menos béisbol y Tren Maya y más medicinas; le tienen envidia a AMLO, responde Morena
FOTO: Cuartoscuro.

Por Tania Rosas

El panista Jorge Triana se puso una franela beisbolera y la gorra de los Diablos Rojos. Así subió a la máxima tribuna de la Cámara de Diputados para pedir que le quiten los recursos a Probeis, etiquetados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022, porque es una “oficina presidencial ilegal” que nació por “un berrinche” del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No hay una oficina para el fútbol, no hay una para el hockey, no hay una para el voleibol. Hay una para su pasatiempo favorito, hay una para su berrinche, hay una para su capricho beisbolístico, y eso es una característica de las dictaduras bananeras de los años setentas”, dijo mientras los morenistas y petistas lo confrontaban desde sus curules.

Entérate: INE no descarta acudir ante la Suprema Corte para impugnar recorte presupuestal

Triana pidió que el dinero de Probeis se destinara en su totalidad a la compra de medicamentos porque, dijo, el porcentaje de desabasto de medicinas en el peor momento de Enrique Peña Nieto era de 30% y, el promedio, desde que entró este gobierno, es de 75%.

“Dentro de todo este derroche beisbolístico destacan 89 millones de pesos destinados a remodelar un estadio en el estado de Chiapas, donde juega el equipo de Pío López Obrador, él es propietario del equipo. ¿Sí se acuerdan de él? Es el hermano del presidente que encontraron recibiendo fajos de billetes y un operador del gobierno del estado. El corruptísimo Pío López Obrador”, alzó la voz.

Esa fue una de las primeras intervenciones que provocó el enfrentamiento de los legisladores en el primer día de debate de las reservas al dictamen del PEF 2022. Se registraron mil 994 reservas, una cifra histórica en los debates de presupuestos.

La sesión comenzó con la Cámara cerrada porque afuera había manifestantes que pedían la aprobación de la reforma eléctrica de López Obrador. Además, una persona roció con gas pimienta a personal de resguardo parlamentario.

Te puede interesar: No se revertirá el recorte al INE porque sí “tienen los recursos”, advierte el morenista Ignacio Mier

Mientras tanto, en el Pleno, comenzaban los reproches entre bancadas, pese a que había un pacto de civilidad.

Los minutos de silencio

A la tribuna subió Margarita Zavala para exponer su reserva. Iba a comenzar su intervención cuando la vicepresidenta Karla Almazán la interrumpió para darle la voz a la morenista Andrea Chávez, quien pidió un minuto de silencio por las víctimas de la guardería ABC. Margarita Zavala bajó de la tribuna, el Pleno se puso de pie y guardó un minuto de silencio.

Los panistas se molestaron por la solicitud porque, dijeron, fue para molestar a la esposa del expresidente Felipe Calderón.

La sobrina de Margarita Zavala, la diputada Mariana Gómez del Campo, demandó un minuto de silencio por las 11 mujeres que son asesinadas al día en México. Se concedió.

Te recomendamos: Diputados proponen reducir casi a la mitad el sueldo de los consejeros del INE

La morenista Susana Prieto, molesta, pidió un minuto de silencio por los 300 mil muertos durante el sexenio de Calderón. Teresa Castell de Oro la secundó para solicitar un minuto de silencio por los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos durante el gobierno de Peña Nieto.

Mariana Gómez del Campo, también molesta, volvió a tomar la palabra para pedir: “no nada más un minuto de silencio, sino muchas horas, días, meses, años, por los más de 100 mil muertos por el crimen organizado; por los más de 600 mil muertos por el Covid; por los más de mil 900 niños que por falta de quimioterapias han perdido la vida; por las 26 personas que murieron en la línea 12 del Metro, por una obra corrupta, una obra solapada por la jefa de Gobierno y muchos otros actores involucrados…”.

Almazán exigió orden, pero las descalificaciones siguieron. Margarita Zavala logró subir a la Tribuna, respaldada por las mujeres de la alianza Va por México, pero desde sus lugares, morenistas y petistas coreaban: “¡ABC!, ¡ABC!, ¡ABC!”.

Las diputadas de la alianza portaban un pañuelo morado en la muñeca derecha, un pañuelo que, dijeron, les regaló la priista Carolina Viggiano. Otras llevaban una playera negra con la frase: “México sin quimios”. Margarita Zavala exigió que le subieran el volumen al micrófono porque a veces le bajan durante sus intervenciones.

Lee también: Diputados aprueban el PEF 2022 en lo general; pierde el INE y ganan los programas sociales de AMLO

Cuando por fin pudo hablar, demandó a la oposición que dejaran de sacar raja política del dolor. Dijo que el presupuesto dejar de lado a las mujeres, pero la diputada olvidó exponer su reserva. Más tarde, el panista Carlos Valenzuela comentó que la reserva de Zavala era para dar recursos a las estancias infantiles.

Valenzuela también encendió los ánimos cuando calificó la política de vacunación de “López Obrador y del arcángel de la muerte, Hugo López-Gatell” como “estólida, necia y boba”.

– Tren Maya + inversiones en salud

Otro legislador que provocó la furia del bloque oficialista fue Éctor Jaime. El panista subió a tribuna con bata y gorro azul como los que usan los trabajadores de la salud. Abajo, sus amigos pusieron una lona: “- Tren Maya, + inversiones en salud”. El diputado pidió más recursos para el sector salud, pero sus reservas fueron rechazadas.

Mientras tanto, Sarahí Gómez, del PAN, dijo sus reservas y una frase indignó a varias mujeres: “Señoras aborteras, explíquenme cómo van a garantizar que el Estado garantice el aborto a las mujeres, si ustedes le están quitando el dinero a la salud”.

Puede interesarte: Falta de asignación de recursos a la reforma laboral pondrá en riesgo la relación de México con EU: SCJN

Presupuesto sin moches

Morena y PT portaron pancartas que defienden el presupuesto 2022 porque genera bienestar y pone por delante a los pobres. Pablo Amílcar fue uno de los que, desde tribuna, enfrentó al bloque Va por México.

“¿Qué es lo que pasa en realidad? Que les da envidia lo que está pasando con este gobierno de la cuarta transformación. Les da envidia que de ellos no se recuerda, de sus gobiernos, ni una sola obra más que la Estela de Luz y la barda que hizo el chacal de Felipe Calderón, a quien todavía le espera el juicio en la Corte Penal Internacional por el genocidio que cometió”, dijo.

Los simpatizantes de López Obrador enfatizaron que el bloque “neoliberal” está enojado porque el PEF ya no tiene moches. Subieron a tribuna a enfrentar a la oposición y después retiraron sus reservas.

Hasta ahora no se ha aceptado ninguna reserva. Se han planteado cambios al dictamen para recuperar el Fortaseg, destinar más recursos a municipios, proteger a los pueblos mágicos, inyectar más recursos para la reactivación económica…

Comparte esta nota