Proyecto de dictamen de Ley de Ingresos va por remanente del Fondo de Salud para el Bienestar; sería destinado a vacunas contra Covid

Proyecto de dictamen de Ley de Ingresos va por remanente del Fondo de Salud para el Bienestar; sería destinado a vacunas contra Covid
Foto: Cuartoscuro

Por Tania Rosas

El proyecto de dictamen de la Ley de Ingresos de la Federación 2022 ordena que el remanente del Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi) sea utilizado por el gobierno federal para adquirir vacunas contra Covid-19. Este fondo es para atender a pacientes con enfermedades catastróficas, entre ellas el cáncer, VIH, trasplantes y malformaciones congénitas o adquiridas.

La Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados discutirá y votará este lunes el proyecto de dictamen de la Ley de Ingresos. Se prevé que el debilitamiento del Fonsabi sea uno de los puntos que enfrente a Morena con la alianza Va Por México (PAN-PRI-PRD) y MC.

Te podría interesar: Ley de Ingresos 2022 contempla un aumento de 16.7% a la deuda pública, acusa el PAN

El documento acepta la propuesta del Ejecutivo Federal para facultar al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) “a instruir a la institución fiduciaria del Fonsabi para que, durante el primer semestre de 2022, concentre en la Tesorería de la Federación el remanente del patrimonio de ese fideicomiso”.

Lo anterior, precisa, para que “el Gobierno Federal siga contando con recursos necesarios para la adquisición de vacunas y sufragar los gastos de operación asociados; así como para atender los requerimientos derivados de la atención a la enfermedad generada por el virus Covid-19 y para el fortalecimiento de los programas y acciones en materia de salud”.

De acuerdo con 26 organizaciones civiles, entre ellas Fundar y el Colectivo Cero Desabasto, los recursos del Fondo se han reducido en la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, al pasar de 113 mil millones de pesos en 2019 a 64 mil millones de pesos en el segundo trimestre del 2021.

La disminución es debido a tres reformas aprobadas en los dos últimos años, impulsadas por Morena, que toparon el monto anual que el Fondo puede gastar y/o acumular (32 mil millones de pesos). Con esto, el excedente del Fondo se puso a disposición del gobierno y hasta el momento se ha ordenado retirar del Fonsabi hasta 73 mil millones de pesos.

“Lo incluido en la propuesta de Ley de Ingresos de la Federación 2022 aún deja varias dudas. Por ejemplo, a cuánto asciende exactamente el remanente que quieren retirar y cómo se podrá dar seguimiento a la ejecución, gasto y destino del mismo, una vez que sea enviado a la bolsa común de la Tesorería de la Federación”, cuestionaron las organizaciones.

La alianza Va Por México en la Cámara de Diputados, sobre todo el PAN, anunció que llegará hasta las últimas consecuencias para que no se debilite el Fonsabi, antes conocido como Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, el cual tiene un saldo actual de 66 mil 474 millones de pesos.

De hecho, en el presupuesto alternativo que este miércoles anunciará la alianza se propone la reasignación de recursos para el Presupuesto de Egresos 2022 con una partida específica entre 30 y 40 millones de pesos para que el Insabi atienda enfermedades crónico degenerativas y catastróficas, reveló el diputado panista, Héctor Téllez Hernández.

“Vamos a pelear para que haya una partida específica para la atención de enfermedades catastróficas como el cáncer, que es lo que atendía el Seguro Popular y que hoy está completamente desmantelado y el Insabi que se creó no ha dado la atención, ni medicamentos, mucho menos consulta médica”, dijo.

En entrevista con Latinus, el legislador explicó que para sacar recursos, la alianza propondrá subir la estimación del precio del barril de petróleo de 55.1 dólares a 58.5 dólares. La producción, expuso, se mantendría en un millón 826 mil barriles al día.

También lee: Mayores de 18 años estarán obligados a tramitar RFC, plantea proyecto de dictamen de Miscelánea Fiscal

Agregó que la alianza buscará reducir los recursos a la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el Aeropuerto de Santa Lucía. En total les quitarían 130 mil millones de pesos para asignarlos a otros rubros como salud. La refinería sería la más afectada, con la reducción de 20% de su presupuesto propuesto por el Ejecutivo

“Estas megaobras absorben muchísimos recursos, aparte del desaseo administrativo que han tenido en los últimos tres años. En este discurso de austeridad que se maneja desde el gobierno federal estamos completamente de acuerdo, sólo que la austeridad no puede estar mal concebida y puede darse en proyectos de infraestructura”, dijo.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]