LatinUs

Protestan en Los Ángeles para exigir a Kamala Harris que impulse reforma migratoria; arrestan a nueve personas

Protesta en Los Ángeles para exigir reforma migratoria termina en arrestos
Foto: EFE

EFE.- Defensores de los migrantes llevaron a cabo este jueves un acto de protesta en el centro de Los Ángeles para exigir a la vicepresidenta Kamala Harris que cumpla su promesa de campaña electoral de apoyar una reforma migratoria que ofrezca un camino a la ciudadanía para millones de personas.

El acto de desobediencia culminó con el arresto de nueve personas que se plantaron a la mitad de una de las calles aledañas a la alcaldía de Los Ángeles para pedirle a Harris, y al liderazgo demócrata de el Senado, que no desperdicie la oportunidad de anexar un proyecto migratorio al plan de gasto social que impulsa la Casa Blanca.

Te podría interesar:Activistas demandan al gobierno de Biden por retener información sobre migrantes hospitalizados y fallecidos

Los demócratas en el Senado han planeado aprobar en solitario el plan a través de un mecanismo llamado “reconciliación” presupuestaria.

Al menos dos intentos de los demócratas de incorporar una reforma migratoria a su plan de gasto social han sido rechazados por Elizabeth MacDonough, encargada de interpretar el reglamento del Senado.

El llamado de este jueves es para que Harris y el liderazgo demócrata ignoren la opinión expresada por MacDonough, e incluya la reforma migratoria en la ley que debe considerar el Senado.

La senadora estatal de California, Maria Elena Durazo, una de las nueve personas detenidas, dijo en una conferencia de prensa previa a la protesta que necesitan que “nuestros líderes demócratas en Washington ignoren la opinión de MacDonough” e incluyan un camino hacia la ciudadanía en el plan que se aprobará por la reconciliación presupuestaria.

También lee:Migrantes se manifiestan frente a la Casa Blanca y piden a Biden una reforma migratoria urgente

“Simplemente no podemos aceptar un no por respuesta”, acotó la legisladora.

Los activistas argumentan que “la opinión de MacDonough no es vinculante”, y que se debería omitir porque no es una funcionaria electa.

En ese sentido David Huerta, miembro del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio señaló que “la mayoría del Congreso y la Casa Blanca tienen la obligación moral y política de garantizar que los trabajadores migrantes de primera línea tengan, de una vez por todas, la oportunidad de vivir con dignidad y respeto en el único país que llaman hogar, Estados Unidos”.

Por su parte Angélica Salas, directora de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), otras de las activistas detenidas, subrayó que los migrantes también tocaron puertas e hicieron llamados a candidatos que se comprometieran a defender al país contra una toma de poder de la supremacía blanca.

Comparte esta nota