Los derechos humanos son “materia obligatoria” para los militares, reconoce la Sedena

luis-cresencio-sandoval-positivo-covid-cuartoscuro
FOTO: Cuartoscuro

El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, reconoció este miércoles que los derechos humanos son una “materia obligatoria” en el adiestramiento de los militares en el país.

“Convencidos de que estos deberes son primordiales en toda función pública en los sistemas educativos y la adiestramiento militar, los derechos humanos son materia obligatoria, además de que todo militar, desde su formación inicial, hace suya la convicción de mantenerse constantemente preparado tanto en el ámbito castrense, como en las áreas de conocimiento que convergen con su quehacer profesional”, aseguró el general Sandoval.

No te pierdas:  Sedena rescató a 63 mil 614 migrantes entre agosto y septiembre del 2021

Durante el Primer Conversatorio Interinstitucional sobre el Sistema Penal Acusatorio, en el que también estuvo presente Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el titular de la Sedena afirmó que la institución que dirige está consciente de que la protección de los derechos humanos es una de las funciones no sólo del Poder Judicial, sino de las Fuerzas Armadas, las cuales tienen “la obligación de respetarlos, protegerlos, promoverlos y garantizarlos”.

El Ejército ha estado implicado en varios casos de violaciones a los derechos humanos. En junio pasado, tras siete años del caso Tlatlaya, en el que 22 personas fueron asesinadas por militares, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó al gobierno del Estado de México, a la Fiscalía General de la República (FGR) y a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a que reparen el daño a las víctimas.

La CNDH pidió en ese entonces a las autoridades que realicen las diligencias que sean necesarias para que se esclarezca lo acontecido en 2014 en San Pedro Limón, en Tlatlaya, con el objetivo de que las víctimas “obtengan justicia”.

“A siete años de ocurridos estos acontecimientos todavía se observa una grave falta de acciones que impiden el acceso a la verdad, justicia y reparación integral de las personas en situación de víctimas”, expresó la CNDH mediante un comunicado.

Comparte esta nota