LatinUs

Pakistán pide a comunidad internacional “elaborar hoja de ruta” para tratar con el Talibán

afganistan-pakistan-taliban-reuters
Foto: Reuters

AP.- Pakistán tiene un plan elaborado para lidiar con el gobierno incipiente que repentinamente está dirigiendo el país vecino una vez más: los talibanes resurgentes y a menudo volátiles de Afganistán.

El gobierno de Pakistán propone que la comunidad internacional desarrolle una hoja de ruta que lleve al reconocimiento diplomático de los talibanes, con incentivos si cumplen con sus requisitos, y luego se siente cara a cara y lo hable con los líderes de la milicia.

Te puede interesar: Los talibanes urgen a la ONU el reconocimiento internacional de su gobierno en Afganistán

El ministro de Relaciones Exteriores de Pakistán, Shah Mehmood Qureshi, describió la idea el miércoles en una entrevista con The Associated Press al margen de la reunión de líderes mundiales de la Asamblea General de la ONU.

“Si están a la altura de esas expectativas, se lo pondrán más fácil, obtendrán la aceptabilidad, que es necesaria para el reconocimiento”, dijo Qureshi a la AP. “Al mismo tiempo, la comunidad internacional debe darse cuenta: ¿Cuál es la alternativa? ¿Cuáles son las opciones? Esta es la realidad, y ¿pueden apartarse de esta realidad?”, dijo.

El diplomático dijo que Pakistán “está en sintonía con la comunidad internacional” al querer ver un Afganistán pacífico y estable sin espacio para que los elementos terroristas aumenten su presencia, y para que los talibanes se aseguren “de que el suelo afgano nunca se vuelva a utilizar para conspirar contra ningún país”.

“Pero estamos diciendo que sea más realista en su enfoque”, dijo Qureshi. “Probemos una forma innovadora de interactuar con ellos. La forma en que se estaban tratando con los talibanes no ha funcionado”, dijo.

Las expectativas de los líderes talibanes podrían incluir un gobierno inclusivo y garantías para los derechos humanos, especialmente para las mujeres y las niñas, dijo Qureshi. A su vez, dijo, el gobierno afgano podría estar motivado por recibir ayuda económica, de desarrollo y de reconstrucción para ayudar a recuperarse de décadas de guerra.

Te puede interesar: Los talibanes piden hablar ante la Asamblea General de la ONU en representación de Afganistán

Instó a los Estados Unidos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros países que han congelado los fondos del gobierno afgano a liberar inmediatamente el dinero para que pueda ser utilizado “para promover la normalidad en Afganistán“. Y prometió que Pakistán está dispuesto a desempeñar un papel “constructivo y positivo” en la apertura de canales de comunicación con los talibanes porque también se beneficia de la paz y la estabilidad.

Esta es la segunda vez que los talibanes, que se adhieren a una versión estricta del Islam, gobiernan Afganistán. La primera vez, de 1996 a 2001, terminó cuando fueron derrocados por una coalición liderada por Estados Unidos después de los ataques del 11 de septiembre, que fueron dirigidos por Osama bin Laden desde Afganistán.

Durante ese gobierno, los líderes y la policía talibanes prohibieron a las niñas ir a la escuela y prohibieron a las mujeres trabajar fuera de la casa o salir de ella sin un escolta masculino. Después de que fueron derrocadas, las mujeres afganas todavía enfrentaban desafíos en la sociedad dominada por los hombres, pero cada vez ocupaban más posiciones poderosas en el gobierno y en numerosos campos.

Pero cuando Estados Unidos retiró su ejército de Afganistán el mes pasado, el gobierno colapsó y una nueva generación de talibanes resurgió, asumiendo el poder casi de inmediato. En las semanas posteriores, muchos países han expresado su decepción por el hecho de que el gobierno interino de los talibanes no sea inclusivo como había prometido su portavoz.

Te puede interesar: Talibanes conforman un gobierno “inclusivo” en Afganistán sin mujeres en puestos públicos

Si bien el nuevo gobierno ha permitido que las niñas asistan a la escuela, aún no ha permitido que las niñas mayores regresen a la escuela secundaria y la mayoría de las mujeres regresen al trabajo a pesar de la promesa en abril de que las mujeres “pueden servir a su sociedad en la educación, los negocios, en el campo social y de la salud mientras se mantiene el hijab islámico correcto”.

Pakistán, que comparte una larga frontera con Afganistán, tiene una relación larga y en ocasiones conflictiva con su vecino que incluye intentos de prevenir el terrorismo allí y, según algunos, también de alentarlo. El gobierno de Islamabad tiene un interés fundamental en garantizar que, sea lo que sea lo que ofrezca el nuevo Afganistán, no sea una amenaza para Pakistán.

Eso, dice Qureshi, requiere un enfoque constante y calibrado. “Tiene que ser una evaluación realista, una visión pragmática de ambas partes, y eso marcará la pauta para el reconocimiento eventualmente”, dijo el ministro paquistaní. La buena noticia, dijo: los talibanes están escuchando, “y no son insensibles a lo que dicen los vecinos y la comunidad internacional”.

Qureshi dice que el gobierno interino, formado principalmente por el grupo étnico pastún dominante de Afganistán, hizo algunas adiciones el martes. Agregó representantes de las minorías étnicas del país: tayikos, uzbecos y hazaras, que son musulmanes chiítas en el país de mayoría sunita.

“Sí, todavía no hay mujeres”, dijo Qureshi. “Pero dejemos que la situación evolucione”. Hizo hincapié en que los talibanes deben tomar decisiones en los próximos días y semanas que mejorarán su aceptabilidad.

Te puede interesar: Estado Islámico reivindica al menos siete atentados contra talibanes en Afganistán

“Lo que la comunidad internacional puede hacer, en mi opinión, es sentarse juntos y elaborar una hoja de ruta”, dijo Qureshi. “Y si cumplen esas expectativas, esto es lo que la comunidad internacional puede hacer para ayudarles a estabilizar su economía. Esta es la asistencia humanitaria que se puede brindar. Así es como pueden ayudar a reconstruir Afganistán, la reconstrucción, etc. (…) Con esta hoja de ruta por delante, creo que un compromiso internacional puede ser más productivo”, dijo.

El miércoles por la noche, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo después de una reunión de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU que las cinco naciones –Estados Unidos, China, Gran Bretaña, Rusia y Francia– quieren “un Afganistán en paz, estable, donde la ayuda humanitaria se pueda distribuir sin problemas ni discriminación ”.

También describió un esperado “Afganistán donde se respetan los derechos de las mujeres y las niñas, un Afganistán que no será un santuario para el terrorismo, un Afganistán donde tenemos un gobierno inclusivo que representa a los diferentes sectores de la población”.

Qureshi dijo que hay diferentes foros donde la comunidad internacional puede encontrar la mejor manera de abordar la situación. Mientras tanto, afirmó, las cosas parecen estabilizarse. Menos de seis semanas después de que los talibanes tomaron el poder el 15 de agosto, dijo, Pakistán ha recibido información de que la situación de la ley y el orden ha mejorado, los combates se han detenido y muchos afganos desplazados internos se están yendo a casa.

Comparte esta nota